La mujer biónica” fue una de esas series emblemáticas de finales de los 70. Jamie Sommers -a la que interpretaba la actriz Lindsay Wagner- tenía un oído que funcionaba a kilómetros de distancia, vista con rayos x, unas piernas que le permitían correr a velocidades de vértigo, fuerza sobrenatural en su brazo derecho… Jamie había sido tenista profesional pero tras un desafortunado accidente de paracaidismo, su cuerpo tuvo que someterse a duras y sofisticadas intervenciones que la convirtieron en una súper heroína capaz de combatir el crimen… Ahora, en el siglo 21 una nueva versión de la serie a vuelto a la tv USA, pero lo más divertido son las parodias que de ella se están haciendo…
Lesbionic Woman: