¿Os acordáis de aquel sexy y húmedo beso entre la popular Buffy (Sarah Michelle Gellar) y Selma Blair que ponía el punto final a la exitosa “Crueles intenciones”? Pues bien, para bien o para mal ese momento creó escuela y desde entonces se ha imitado, parodiado y hasta destrozado, como podréis ir viendo a lo largo de nuestra sección de “Besos y morreos”. De momento nos quedamos con una de sus parodias más “light” que -¡oh! qué casualidad- esta también interpretado por la otra prota de “Buffy cazavampiros”: Willow. Alyson Hannigan y Jamie -o Jaime Pressly-, la rubia protagonista de “Me llamo Earl”, se lo montaban así de guarri en la escena más lograda de otra parodia bastante desechable llamada “No es otra estúpida película americana”… No tiene sonido pero casi que es mejor, ¡creedme! ;)