“Si S√≥lo pudieras verlos”. Parte 3 y final. El relato ganador del concurso de lesbirelatos.
Wednesday June 22nd 2011, 4:26 pm
Filed under: Actualidad,Lesbiconcursos,Relatos by Ingrid

Ahora sí. Llegamos a la conclusión del lesbirelato ganador de nuestro concurso: :)

Haizea se quedó sorprendida por un momento, porque aquella mujer no había parado de hablar
después del tercer trago al vaso, cuando se tranquilizó un poco y dejó de estar roja. La miraba divertida,
porque Hannah estaba completamente absorta escuchando la canción, y estaba preciosa con aquella
media sonrisa, con la emoción en los ojos, y sus labios susurrando la canción. Sus labios. . . no podía
dejar de mirarlos, y puede que eso fuese lo que le infligió la necesidad de tocarla, o puede que tuviese
ganas de besarla desde que la vio marcharse corriendo hacía un mes en el parque.

Otro peque√Īo empuj√≥n fortuito y sus manos se rozaron. Haizea no hac√≠a caso a la canci√≥n, s√≥lo
sentía la mano de Hannah tocando la suya, porque ninguna de las dos la había separado. Cuando los
√ļltimos acordes de la canci√≥n flotaban a√ļn en el aire y el resto de la sala gritaba y aplaud√≠a, Hannah se
giró y se topó con unos ojos verdes que buscaban los suyos. La miraban nerviosa, como si dudaran, y
al notar esa duda, ese nerviosismo que no había notado hasta el momento, o puede que fuese porque la
canción le había dado el valor que le faltaba, Hannah se fue acercando despacio hasta que sus cuerpos,
su boca, sus labios, se juntaron.
Empez√≥ a sonar ‘Mr Golden Deal’ en el mismo momento que sus bocas se abrieron y sus lenguas
se rozaron por primera vez. Ambas sintieron un escalofrío en ese momento, sin saber realmente si era
suyo o de la otra, pero no dejaron de besarse.
Besos, sonrisas y caricias furtivas, fueron los que las entretuvieron el resto del concierto y el primer
bis de la banda. Pero cuando en un momento Hannah mordió el cuello a Haizea, ésta no se pudo
contener y le dijo separ√°ndola ligeramente:

- Hannah.- Dijo Haizea casi sin respiración de lo excitada que estaba.
- Dime,.- dijo Hannah completamente aterrorizada ante la idea de que Haizea la iba a rechazar,
aunque hacía segundos no parecía que no quisiera seguir.
- Creo que por mucho que me guste Tonic, deber√≠amos marcharnos de aqu√≠ y olvidarnos del √ļltimo
bis, porque a√ļn a riesgo de que pienses que estoy completamente salida, necesito quitarte la ropa.
- Jajajaja. ¬ŅD√≥nde vamos? .- Dijo Hannah arm√°ndose de valor. No ten√≠a muy claro si las piernas
le temblaban de los nervios o de la excitación.
- Vivo a 10 minutos de aquí andando.
En ese preciso instante Unax se giró para ver donde estaba su amiga, porque hacía casi una hora
que se hab√≠a marchado al ba√Īo y se estaba empezando a preocupar, cuando la vio salir apresurada
cogida de la mano de otra mujer.
- Bueno, espero tener la misma suerte que t√ļ.- Dijo para si Unax
- ¬ŅHas dicho algo Unax? .- Pregunt√≥ Marta
- Nada, s√≥lo pensaba en voz alta. ¬ŅTe est√° gustando el concierto?
En la calle, la gente se cruzaba con dos mujeres que a cada paso estaban apoyadas contra la pared,
sonriéndose y besándose. Corrían y se paraban de repente para besarse y morder sus labios, para hacer
menos larga la espera hasta llegar a casa de una de ellas. . .

En ese preciso momento…
- ¬ŅHannah?
- ¬ŅSi?
- ¬ŅC√≥mo me reconociste en el metro?
- As√≠ que eras t√ļ. No estaba segura de que lo fueras.
- Pero esa tarde fuiste al parque, te vi.
- ¬ŅMe viste? ¬ŅY por qu√© no me dijiste nada? ¬ŅD√≥nde estabas?
- Leyendo debajo de un árbol, cuando llegué al parque esa tarde, el banco estaba ocupado y luego
ya no me moví. Pero dime, cómo me reconociste? El primer día que nos vimos, apenas te pudo dar
tiempo a fiarte en mi con lo rápido que escapaste.- sonrió Haizea al ver que su amante se ponía roja.
- Capulla!! .-Rió al final Hannah, pellizcando el culo de Haizea .
- No, venga, en serio dímelo.
- La verdad es que te reconocí por los ojos. La primera vez que nos vimos, apenas me pude jar en
ti, pero sería imposible olvidar el momento en el que me miraste por primera vez. . . Tienes unos ojos
incre√≠bles, y m√°s a√ļn cuando dices alguna maldad, porque los ojos tambi√©n sonr√≠en.
- Que exagerada, ya ser√° para menos. . . Lo que quieres es que no te deje salir de mi cama en todo
el d√≠a por halagarme.- Dijo Haizea gui√Ī√°ndole un ojo a Hannah.
- Si sólo pudieras verlos. . .

This work is licensed under the Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. To view a copy of this license, visit http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/




“Si S√≥lo pudieras verlos”. Parte 2. El relato ganador del concurso de lesbirelatos.
Tuesday June 21st 2011, 4:27 pm
Filed under: Actualidad,Lesbiconcursos,Relatos by Ingrid

Os dejamos con la segunda parte del lesbirelato ganador del concurso deL Girlie Circuit y lesbiana.es. Ma√Īana, el final…

Otra semana m√°s de aburrido trabajo y por fin llega el d√≠a del concierto. Hab√≠a quedado dentro de la sala con Unax, un viejo amigo de la facultad, su mejor amigo en realidad para ver el concierto. √Čl hab√≠a reservado una de las mesas de la sala, y deb√≠a de estar esper√°ndola ya con un kalimotxo bien fr√≠o para comenzar la noche. Hab√≠a bastante gente ya dentro de la sala, y pase√≥ la vista por la zona de mesas buscando a Unax cuando de repente su mirada se cruz√≥ con otra conocida. Otra vez esos ojos verdes, otra vez ese precioso pelo rojo.
- ¬ęMierda, mierda y mierda! Qu√© mierda de casualidad joder. Bueno, espero que no me haya
visto, o por lo menos no me reconozca, ha pasado un mes desde la ca√≠da, puede que ni siquiera se acuerde de m√≠¬Ľ.
Pero la pelirroja sí que la había visto, y soltó una carcajada que asustó a sus amigas. Hannah Se mezcló entre la gente y fue directa hasta las mesas para esconderse de esos ojos al lado de Unax.
Por fin lo encontr√≥ en una mesa a escasos dos metros del escenario. Estaba en la mesa con una compa√Īera de la ONG donde trabaja, porque se hab√≠a encontrado con ella en la puerta, y como sobraban sillas la hab√≠a invitado a sentarse con ellos. Hannah sab√≠a de sobra que Unax estaba loco por esa chica, no dejaba de hablar de ella, Marta esto Marta lo otro pero cuando se lo dec√≠a para meterse con √©l, √©l lo negaba todo.
Hannah se sentó con ellos e intentó estar a la conversación, pero no sabían hablar de otra cosa que no fuera trabajo entre tonteo y tonteo, y se encontró como aquel día en el parque, recorriendo el espacio que la rodeaba buscando una cara.
- ¬ęPero que andas loca. Primero ni siquiera est√°s segura de que sea ella, y segundo como sea ella y te reconozca, va a pensar que eres una acosadora! Deja de mirar y c√©ntrate en los dos p√°n_los que tienes al lado¬Ľ.

Por suerte el concierto comenz√≥ al de poco tiempo y pudo evadirse de todo. Simplemente se abstrajo y no exist√≠a nadie a su alrededor, desaparecieron las caricias casuales entre sus compa√Īeros de mesa, toda la gente que la rodeaba y √ļnicamente exist√≠a la vos de Emerson Hart resonando en sus o√≠dos.
Pero al otro lado de la sala, sí que había alguien que prestaba atención a lo que la rodeaba. Haizea no creía en el destino, pero las casualidades le parecían tremendamente divertidas, y al ver a la chica del parque entrar en la sala y poner cara de susto al reconocerla, decidió que no se iría sin intentar al menos hablar con ella.
En un abrir y cerrar de ojos se pasó medio concierto y llego el momento del descanso.
- Mala suerte que el cantante fume, y quiera salir a la calle a echar un pitillo en medio del concierto y haga un par√≥n de 15 minutos para revindicar, cualquiera dir√≠a que en EEUU no este prohibido…- Dijo Marta.
- Bueno, as√≠ aprovechamos a pedir una cerveza, porque el kali de aqu√≠ es realmente malo. . . ¬ŅQu√© os apetece tomar? Viene el camarero.
- A m√≠ p√≠deme otro kali en vaso ancho, que voy a aprovechar a ir al ba√Īo en el descanso. ‚Äďdijo Hannah, y as√≠ no os tengo que ver en los momentos pre-morreo pens√≥ para s√≠. . .
Para no variar hab√≠a una cola infinita en el ba√Īo de mujeres, y paciente se puso a la cola, mejor eso que ver los torpes avances de los otros dos, dijo para s√≠.
De lo que Hannah no se dio cuenta fue que en el momento que ella se levantó, en la otra punta de la sala, una mujer se levantó al mismo tiempo y caminó con paso decidido en su misma dirección.
No había adelantado más que un puesto en la cola, escuchó una voz a su espalda que le dijo:
- ¬ŅQu√© tal tienes la rodilla? las heridas de las manos supongo que ya se te habr√° curado, ¬Ņno?
Hannah se quedó de piedra, se giró y allí estaban esos ojos verdes sonriéndola, con un toque travieso.
- Bien gracias- dijo roja como un tomate- ¬ęjoder Hannah piensa, piensa, dile algo, es preciosa, no, eso no se lo digas…¬Ľ
- Emmm, gracias por ayudarme el otro d√≠a, que no te las di. . . . -¬ętonta,
eres tontaaaaaaaaa¬Ľ
- No hay de qu√©, y con lo r√°pido que te marchaste hubiese sido un milagro que te hubiese dado tiempo a decirlo. Qu√© coincidencia encontrarnos aqu√≠, ¬Ņverdad?
- Sí, la verdad es que sí.
- ¬ŅHas venido sola?
- No, estoy con un compa√Īero de facultad, pero ahora que lo pienso casi es como si estuviera sola, porque est√° con una compa√Īera de trabajo y est√°n muy pegajosos.
- Ja ja, yo he venido con unas amigas, pero llevan un par de meses saliendo y están en momento lapa, dudo mucho que se hayan parado a escuchar media canción.
- Te toca- dijo la pelirroja.
- ¬ŅPerdona?
- El ba√Īo, que te toca entrar.
- Vale gracias- ¬ędefiitivamente va a pensar que me falta un verano. . . espabila!¬Ľ
- Ahora entro yo, y creo que justo a tiempo, porque no creo que tarden en empezar.- Dijo Haizea entrando en el ba√Īo.
- ¬ęJoder, y ahora que hago, me vuelvo a la mesa, o la espero, si ni siquiera se su nombre! Joder por qu√© se me dar√° tan mal esto? Pero que se te da mal, si ni siquiera sabes si entiende por favor! Lo que hace la necesidad, hace que el radar pite demasiado¬Ľ.
Mientras Hannah pensaba qu√© hacer, la pelirroja sali√≥ del ba√Īo y volvi√≥ a hablarle:
- Qu√© bien que no te hayas marchado! Porque mientras estaba dentro ya lo s√©, es un poco raro jajaja- he pensado que como hemos venido las dos de candelabro, podr√≠amos tomarnos una copa juntas mientras empiezan de nuevo a tocar, ¬Ņte parece? Por cierto, me llamo Haizea.
- Yo Hannah, encantada.- Hannah a√ļn segu√≠a at√≥nita.
- Bueno, ¬Ņvamos entonces? ¬ŅQu√© estabas tomando?
- Kalimotxo en vaso ancho.- respondió Hannah como una autómata.
Haizea cogi√≥ de la mano a Hannah, que segu√≠a sin reaccionar y tir√≥ de ella hasta la barra. Haizea pide la primera ronda y le da su vaso ancho a Hannah justo cuando vuelve a empezar el concierto. Canci√≥n tras canci√≥n las chicas se fueron acercando. Sin darse cuenta, con los empujones de la gente, el espacio entre ellas disminu√≠a con cada acorde. La m√ļsica y la gente se convirtieron en un adorno que las rodeaba porque estaban demasiado ocupadas hablando de todo y de nada. Pero despu√©s de 10 canciones, ya con el concierto a punto de acabar, se hizo el silencio y empezaron a tocar la canci√≥n preferida de Hannah, ‚ÄėIf you Could Only see‚Äô A Hannah, esa canci√≥n siempre le hab√≠a puesto la piel de gallina, llevaba a√Īos dese√°ndola oir en directo y dej√≥ a Haizea casi con la palabra en la boca para girarse concentrada a escuchar la canci√≥n.
Haizea se quedó sorprendida por un momento, porque aquella mujer no había parado de hablar después del tercer trago al vaso, cuando se tranquilizó un poco y dejó de estar roja. La miraba divertida, porque Hannah estaba completamente absorta escuchando la canción, y estaba preciosa con aquella media sonrisa, con la emoción en los ojos, y sus labios susurrando la canción. Sus labios. . . no podía dejar de mirarlos, y puede que eso fuese lo que le in ingió la necesidad de tocarla, o puede que tuviese ganas de besarla desde que la vio marcharse corriendo hacía un mes en el parque.

This work is licensed under the Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. To view a copy of this license, visit http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/




Si s√≥lo pudieras verlos” Parte 1. El relato ganador del concurso de lesbirelatos 2011
Monday June 20th 2011, 11:47 am
Filed under: Actualidad,Lesbiconcursos,Relatos by Ingrid

Qerma nos ha cedido su sección para que publiquemos, hoy lunes, la primera parte del lesbirelato ganador del concurso de lesbiana.es y el Girlie Circuit. Tranquis, la próxima semana sí tendremos la dosis habitual del lesbianarium. El relato es obra de Ilska. ¡Deseamos que os guste!

Hannah despert√≥ en una cama que no era la suya. Estaba desnuda, y al girarse descubri√≥ el cuerpo de¬†otra mujer desnuda a su lado y volvi√≥ a la realidad. Admir√≥ el cuerpo que ten√≠a a pocos cent√≠metros del¬†suyo. Haizea ten√≠a un cuerpo incre√≠ble, peque√Īo, de piel blanca lleno de pecas. Estaba completamente¬†dormida, as√≠ que pod√≠a detenerse a observarla todo lo que quisiera sin que sus incre√≠bles ojos verdes la¬†intimidaran. Ten√≠a el pelo precioso, pelirrojo, pero no el t√≠pico pelirrojo zanahoria, ten√≠a un brillante¬†pelo liso, que combinaba perfectamente con el verde travieso de sus ojos.

Pero como si se sintiese observada Haizea despertó y se giró para sonreír a Hannah, sin llegar a abrir los ojos del todo.
- Hola dormilona- dijo Hannah
- Hola. . . ¬Ņqu√© hora es????
- Las 10.30
- Es prontísimoooooo, estoy muy cansada.
- Anoche no ten√≠as tanto sue√Īo.
- Mmmmm, gru√Ī√≥ Haizea.- Es por que anoche ten√≠a otras cosas en la cabeza, y en las manos, y en
la boca. . .
- Entonces para despertarte en este momento, ¬Ņtendr√≠a que hacerte pensar?
- No puedes, tengo demasiado sue√Īo. . . .
- Entonces, si te beso aqu√≠- dijo Hannah bes√°ndole le nuca- o si te muerdo aqu√≠- dijo susurrando¬†mientras le mord√≠a el l√≥bulo de la oreja- ¬Ņno te despertar√≠as ni un poquito?
- Mmmmm, igual un poquito s√≠, pero sigo teniendo sue√Īo. . .
Hannah la abrazo mientras seguía besándole el cuello y empezó a acariciar lentamente el estómago de Haizea. La mano de Hannah se fue deslizando hasta que rozó muy despacito uno de los pezones y se lo pellizcó en el mismo instante que le volvía a morder suavemente la oreja.
-¬ŅSigues sin despertarte?
- No, creo que sabes captar mi atenci√≥n perfectamente- Dijo Haizea soltando un peque√Īo gemido¬†al volver a notar los labios en su cuello.
Haizea se gir√≥ y mir√≥ a los ojos a Hanna jamente. Con su mirada, con sus brazos, con todo su¬†cuerpo y con su voz le dijo a Hannah: me encantas- pero Hannah ni siquiera pudo contestar porque¬†Haizea ya le hab√≠a robado sus labios y sus gemidos, y lo har√≠a durante un largo rato aquella ma√Īana.
Al cabo de unas horas, mientras seguían abrazadas desnudas en la cama, Haizea le preguntó a Hannah:
- ¬ŅHannah?
- ¬ŅSi?
- ¬ŅC√≥mo me reconociste en el metro?

Un mes antes. . .
Hannah hab√≠a tenido un mal d√≠a en el trabajo. Demasiadas reuniones para no sacar nada en claro¬†salvo que para no variar, los que iban a tener que sacar el proyecto a tiempo apenas contaban nada a¬†la hora de tomar decisiones. Al entrar por la puerta de casa e ir a la cocina a prepararse una infusi√≥n¬†relajante casi le da un pasmo. Sus compa√Īeras de piso hab√≠an llegado de esta m√°s tarde que ella se¬†fuese a trabajar y parec√≠a que hab√≠a pasado un hurac√°n. En ese momento sinti√≥ la necesidad que le¬†diese el aire, as√≠ que entr√≥ en su cuarto, dej√≥ todas sus cosas y se puso ropa c√≥moda para ir a correr.
Correr nunca hab√≠a sido lo suyo, pero si se cansaba mucho, siempre pod√≠a simplemente pasear¬†y despejar la cabeza. Fue hasta el parque paseando, no le gustaba ir corriendo por la acera y tener¬†que esquivar a la gente. Por el camino intent√≥ no pensar en nada, pero era imposible; el trabajo, lo¬†cochinas que pod√≠an ser a veces sus compa√Īeras de piso, la √ļltima llamada de su ex simplemente para¬†preguntarle como estaba y acabar haci√©ndola llorar… Definitivamente estaba siendo una semana de¬†mierda.

Al llegar al parque estaba mentalmente casi m√°s cansada que cuando hab√≠a salido y decidi√≥ que¬†se concentrar√≠a √ļnicamente en los √°rboles que ten√≠a a su alrededor y que dar√≠a 3 vueltas sin parar a¬†la pista que atravesaba el parque. La primera vuelta la dio sin mayores problemas, manteniendo la¬†respiraci√≥n y contenta consigo misma por no haberle dado el flato. Apret√≥ el paso, si el resto de cosas¬†no pod√≠a cambiarlas, por lo menos nadie le quitar√≠a que pudiera quemar calor√≠as.
La segunda vuelta ya fue otra cosa. Empez√≥ a descuidar la respiraci√≥n y la acab√≥ con dificultad,¬†por lo que decidi√≥ volver a bajar el ritmo. Mientras decid√≠a si le compensaba o no hacer un esfuerzo¬†para terminar la √ļltima vuelta la vio. Era una chica pelirroja y estaba sentada en un banco con los¬†cascos puestos mirando a la nada. Hannah se fue acercando a ella, disfrutando de su belleza mientras¬†corr√≠a, cuando casi al llegar a su altura, la chica pareci√≥ sentirse observada y se gir√≥ clavando sus ojos¬†en Hannah Hannah se sobresalt√≥. La chica ten√≠a unos ojos incre√≠bles, verdes, profundos y una mirada¬†muy intensa. Se qued√≥ tan perdida en la mirada de la chica que no vio que en medio del camino hab√≠a¬†una pelota que acababa de escap√°rsele a un ni√Īo y tropez√≥ con ella.
En un abrir y cerrar de ojos Hannah se encuentra de bruces en el suelo, con la rodilla clavada en la gravilla y las manos raspadas por las piedritas, de haberlas apoyado.
- ¡Joder! Lo que faltaba para rematar el día- exclamó a la vez que oía pasos a su lado y una voz dijo:
- ¬ŅTe encuentras bien?
Era la chica de los ojos de gato, la que hac√≠a un segundo estaba sentada en el banco escuchando¬†m√ļsica, ahora estaba arrodillada a su lado, pregunt√°ndole si se encontraba bien con una sonrisa en la¬†cara. Hannah se fij√≥ en el cuerpo de la chica una fracci√≥n de segundo porque no pod√≠a dejar de mirar¬†sus ojos.
- Emmmmmmmm, si gracias, solo es un rasgu√Īo- balbuce√≥.
En ese momento se sinti√≥ est√ļpida, se acababa de caer delante de una chica preciosa, por quedarse¬†mir√°ndola en vez de mirar al camino. Volvi√≥ a balbucir un gracias y se march√≥ corriendo de all√≠.
(Mierda, va a pensar que estoy salida o que soy est√ļpida. ¬ŅY t√ļ tienes intenci√≥n de volver a¬†tener pareja alguna vez si cuando viene a hablarte alguien que te atrae, te trabas y no arrancas a decir nada coherente?).

Volvi√≥ a casa andando, casi sin fuerzas. Se sent√≠a cansad√≠sima y sin ganas de nada. Le escoc√≠an¬†levemente las rozaduras de las manos, y lo √ļnico que quer√≠a era ducharse y que terminase el d√≠a. Hab√≠a¬†olvidado el desastre de cocina que ten√≠a hasta que se encontr√≥ delante de la puerta de casa y sus fuerzas se terminaron del todo. No ten√≠a ganas de discutir, por lo que pasar√≠a de largo, e ir√≠a directamente a darse una larga ducha, luego ver alguna serie con la que no necesitase pensar y con las mismas a dormir.
Abri√≥ la puerta soltando el aire, porque aunque se hab√≠a propuesto no chillar, no soportaba la cocina¬†sucia, era una de sus pocas man√≠as. Sorprendentemente, se encontr√≥ la cocina recogida y a sus dos¬†compa√Īeras de piso Isa y Clara terminando de preparar la cena, que como su resaca era considerable¬†consist√≠a en ensalada de pasta y patatas fritas. Hannah estuvo a punto de besarlas a las dos all√≠ mismo, porque era lo primero bueno que pasaba ese d√≠a.
Después de la ducha, se curó las manos y la rodilla y cenó con Isa y Clara. Estaba demasiado cansada como para encender siquiera el portátil, por lo que se metió directamente en la cama para dormir. No tardó ni 10 minutos en caer rendida.
Al despertarse no estaba segura de recordar todo lo que hab√≠a so√Īado, pero estaba segura de haber¬†so√Īado con la chica de los ojos verdes, y se sinti√≥ tonta, por haber reaccionado como lo hizo. Se estuvo recriminando su actitud hasta llegar al trabajo, pero all√≠ todo se evapor√≥ porque por culpa de la mala gesti√≥n de uno de los coordinadores, se hab√≠a ido toda la venta al garete. Esa semana fue cada d√≠a m√°s rutinario que el anterior si cabe, porque ni siquiera pod√≠a escuchar a sus grupos de rock alternativo del jaleo que ten√≠an en la ocina, y llegaba a casa tan cansada, que saludaba con un gru√Īido a Isa y Clara al entrar y se iba directa a su cuarto.

Unas semanas despu√©s le pareci√≥ cruzar la mirada con los ojos bonitos en el metro camino al¬†trabajo. Llegaba tarde y bajaba corriendo las escaleras, pero no alcanz√≥ a entrar en el vag√≥n y el metro parti√≥ sin ella. Cuando el metro a√ļn no hab√≠a cogido velocidad suciente como para dejar de distinguir las caras, sinti√≥ que la miraban, y al buscar, por una fracci√≥n de segundo, le pareci√≥ que eran los ojos verdes que ya le hab√≠an hecho caerse una vez los que la miraban.¬†Se dijo a si misma que eran imaginaciones suyas, pero no consigui√≥ quitarse a la chica del parque¬†de la cabeza en todo el d√≠a. Quiz√° por eso esa tarde decide que se termin√≥ eso de irse al cuarto nada¬†m√°s salir del trabajo y que iba a volver a correr para que le diese el aire, ya que √ļltimamente el √ļnico¬†aire limpio que respiraba era el que hab√≠a de camino entre su portal y la boca de metro, porque como¬†sal√≠a tan tarde de trabajar, ni siquiera llegaba a tomarse unas ca√Īas con sus amigas.

- 8 de la tarde, pleno atardecer, momento perfecto para correr y sudar un rato.
Empez√≥ con ritmo suave, y no se propuso ning√ļn n√ļmero de vueltas en concreto, simplemente quer√≠a correr y no pensar, pero sin darse cuenta, se encontraba buscando con la mirada, a la chica¬†pelirroja de ojos verdes. Despu√©s de 4 vueltas al parque, se detuvo a descansar en el banco delante¬†del que se hab√≠a ca√≠do a descansar un momento y beber agua, y decidi√≥ marcharse a casa sudada¬†por completo, y contenta porque se sent√≠a m√°s libre, pero aunque no lo quisiera admitir, ligeramente¬†decepcionada de no haberse encontrado con la chica.
- Pero no te enga√Īes, si te la llegas a encontrar, no hubieses sido capaz de decirle nada coherente,¬†o te hubieses vuelto a caer delante de ella. Adem√°s, ni siquiera sabes si entiende…

Lo que ella no sabía, es que desde debajo de un viejo roble del parque, unos ojos verdes la observaban y sonreían al verla mirar hacia todos los lados y sentarse en el banco donde solía sentarse ella. Así, la pelirroja tuvo la certeza que lo que buscaba la chica que tropezó con el balón, o por lo menos la quiso tener.
El fin de semana se pas√≥ tan r√°pido que apenas le dio de s√≠, pero no le import√≥. El fin de semana¬†realmente importante era el fin de semana siguiente. El d√≠a 15 tocaba en una peque√Īa sala de la ciudad¬†una de sus bandas americanas de rock alternativo favoritas, y escuchar al cantante de Tonic cantando ‘If you could only see’ en ac√ļstico era algo que llevaba esperando a√Īos.

This work is licensed under the Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. To
view a copy of this license, visit http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/




Idina Menzel y Tracie Thoms: “Take me or leave me” (“Rent”)
Sunday June 19th 2011, 10:23 am
Filed under: Actualidad,Lesbideoclips,M√ļsica,Televisi√≥n y Cine by Ingrid

Ummm est√° claro que este finde va a ser musical en lesbiana.es. Aprovechando que hace unos d√≠as colgamos uno de los temas del musical “Across the universe” donde una de las protas le dedicaba uno de los m√°s famosos temas de los Beatles a una chica, queremos dejaros hoy el tema lesbi oficial de otro musical que nos encanta: “Rent“, protagonizado por las actrices Idina Menzel -que por cierto interpreta a la madre de Rachel en “Glee“-y Tracie Thoms -prota de “Caso Abierto” y de la peli “Death Proof” de Tarantino. Idina y Tracie interpretaban en la versi√≥n cinematogr√°fica del musical teatral “RENT” a Maureen y Joanne, la parejita lesbi conflictiva que acaba pasando por el altar…

Tambi√©n hemos encontrado una versi√≥n, teatral del mismo tema interpretado en este caso por Tracie y Nicole Scherzinger ¬†en el Hollywood¬†Bowl en verano del a√Īo pasado. Otra visi√≥n de la canci√≥n un poco m√°s sugerente…

“Take me or leave me” live by Nicole Scherzinger y Tracie Thoms:




Bob Sinclair y Raffaella Carr√°: “Far L’amore”
Saturday June 18th 2011, 7:24 am
Filed under: Actualidad,Lesbideoclips,M√ļsica by Ingrid

Nuestra compa√Īera Patricia nos ha enviado este lesbideoclip para que lo colguemos en lesbiana.es. Se trata del tema “Far l’amore” de la m√≠tica Raffaella Carr√° -esta mujer es una todo terreno a la que no le hace falta evolucionar para seguir a√Īo tras a√Īo al pie del ca√Ī√≥n, y lo decimos m√°s que nada por su peinado- y Bob Sinclair. Como podr√©is comprobar el v√≠deo efectivamente tiene sus momentos lesbis…

Bob Sinclair y Raffaella Carr√°.”Far l’amore”:




And the winners are…
Friday June 17th 2011, 4:52 pm
Filed under: Actualidad,Lesbiconcursos by Ingrid

¬°Por fin! ¬°Por fin! ¬°Por fin! YA tenemos la lista de l@s ganador@s del concurso que como cada a√Īo lesbiana.es y el Girlie Circuit Festival convocan conjuntamente. Como sab√©is se trataba de un concurso de lesbirelatos y lesbifotos, que, todo hay que decir, ha contado con m√°s participaci√≥n y nivel que nunca. En los pr√≥ximos d√≠as iremos colgando los lesbirelatos y fotos ganadores. Pero hoy solo conoceremos sus nicks y/o nombres.
Al final el jurado del con curso (LadyM, Qerma y servidora) hemos decidido premiar tres lesbirelatos y dos lesbifotos. Sus respectivos “autores” acaban de ganar un abono para el Girlie Circuit Festival de este a√Īo, un ejemplar de Lesbianarium y un kit er√≥tico, gentileza de Codonia.com. ¬°Enhorabuena!
Ahí van los nombres:

Ganador@s del concurso de Lesbirelatos:
Si solo pudieras verlos” by Ilska.
Bibliotecarias, camisetas y otros juguetes amatorios“, by Ave Cesar.
Tuyos, m√≠os, nuestros instantes ef√≠meros” by Silvia.

Ganador@s del concurso de Lesbifotos:
Mirror service” by Clica.
Tu i jo” by Mar.

A l@s 5 ganador@s ¬°enhorabuena! En breve nos podremos en contacto con vosotr@s para haceros llegar el premio. Y a tod@s los que os hab√©is quedado a las puertas… Much√≠simas gracias por participar. Este a√Īo el nivel ha sido alto, alto… ¬°Gracias!




Barcelona Pride, del 18 al 28 de junio
Thursday June 16th 2011, 4:34 am
Filed under: Actualidad,Festivales,Noticias y Agenda de ambiente by Ingrid

Por tercer a√Īo consecutivo Barcelona acoger√° una nueva edici√≥n del Orgullo LGTB entre los d√≠as 18 y el 28 de junio, es decir, a partir del pr√≥ximo s√°bado. Ser√° una semana llena de cultura, deportes, debates, fiestas y ocio, con el objetivo de divertirnos, documentarnos y hacernos m√°s visibles, ¬°que no podemos perdernos! Para conseguir toda la info al respecto clicad aqu√≠.

El desfile tendrá lugar el día 26 de junio a las 17 horas y saldrá desde Plaza Universidad para acabar en la Avinguda Maria Cristina, lugar que también acogerá el día anterior -el 25 de junio- la ya tradicional fiesta de la espuma al aire libre a las 22.30.





< ?php wp_footer(); ?>