bobbiedoll-doc-holiday.jpgbobbiedoll-diesel-dyke.jpgbobbiedoll-rockabilly.jpg
Que se quiten las Barbies, las Bratz y las Witch… lo último en muñecas de acción son las dyke dolls, unas muñequitas tan auténticas- o más- que las demás (dicen que cuando les quitas la ropa no hay que adivinar nada…) que están revolucionando el mercado gay de juguetitos y gadgets. Son la primera colección de figuras de acción lesbi del planeta (si quitamos a la figurita de Willow de la colección de Buffy) y vienen, cómo no, de los USA. Su creadora es Stephanie Perdomo que acaba de rizar el rizo y sacar al mercado lo más de las dyke dolls: las Bobbie dolls. Las Bobbie son un poco más grandes que las dyke dolls de siempre y vienen con más detalles y en tres versiones: cowgirl, skater y rockera, las tres con mega pluma, mucha actitud y un kit de accesorios que ya les gustaría a la Barbie: arnés, calzoncillos, ¡dildos y vibradores! Todo por 50 dólares.

Para pillarte una tedrás que darte un garbeo por los USA, visitar la web de Stephanie o pasarte por “Los placeres de Lola”, en Madrid, la única tienda en España que las vende. Son todo un descubrimiento.