Tras la resaca del concierto de las UH HUH HER, el día dos del L.A. Event empezó con la habitual sesión de fotos y poco después las conferencias. La primera de todas con Erin Daniels, nuestra adorada Dana Fairbanks quien, nada más entrar en la sala de conferencias, fue vitoreada por todas las fans que se pusieron de pie para aplaudirla. En las sesión de fotos ya había estado encantadora y súper bromista, así que en la entrevista con las fans la cosa prometía.

Después del bombardeo de fotos Erin se sentó, se puso cómoda y empezó a contar todos sus proyectos. Dijo que últimamente había estado bastante ocupada: ha rodado un episodio de la serie “Big shots”, en enero aparecerá en otra serie, también ha grabado algo en “CSI Nueva York” y “con un poco de suerte tengo otro show pendiente” comentó. Como toda la peña está súper mosca con la desaparición de Dana de “The L word” las preguntas sobre este tema no pararon en toda la conferencia. Dana comentó que cuando se enteró de que iban a matar a su personaje se mosqueó mucho y se entristeció aún más: “No entendía por qué pero sabía que era importante para los guionistas y para los creadores de la serie que Dana muriera. Creo que potencialmente era una buena historia. Todos sabemos que la gente muere de cáncer, ¡pero hay otra que vive! Si hubiera dependido de mí, hubiera escrito una trama que diera esperanza en vez de tristeza. Pero no pude hacer nada al respecto”, se lamentaba, “así que intenté hacer mi papel lo mejor posible y, para ser sincera, lo más visual posible. Si tenía que hacer esa historia quería hacerlo lo mejor posible”, comentó. Erin dijo que, de seguir en la serie, ella veía a Dana dando clases de tenis, siendo la portavoz de alguna institución de prevención contra el cáncer de mama y en una relación sólida y divertida con Alice.

Erin contó también que su escena favorita de toda la serie era una que desgraciadamente aún no hemos podido ver y que tiene que ver con el capítulo en el que las chicas pasaron por el calabozo. El aquel capítulo estaba previsto un sueño en el que Dana, Alice y Shane iban realmente a prisión y allí se veían envueltas en las situaciones típicas y tópicas de las pelis carcelarias de mujeres. Hasta planeaban una fuga. Según Erin la escena de la pelea de la comida en el comedor fue de las más divertidas jamás rodadas. Pero como nadie la había visto tuvo que buscar otra y se quedó con la de la misión imposible, aquella en que van al club de tenis a investigar si Lara entiende o no. También se acordó de la escena del baile en el barco donde dijo que lo pasó fatal porque estaba bastante alto y además hacía un frío horrible. Y también le encantó la escena en que Dana está en el hospital después de ser operada y vienen a verla todas. Una escena triste para nosotras pero de la que ella guarda un muy grato recuerdo.
En cuanto a sus escenas con Leisha Erin dijo que se pasaban a mayoría del tiempo improvisando sobre todo en las escenas cómicas: “Por lo menos la mitad de lo que hacemos es improvisado” dijo, “Leisha es más buena que yo siguiendo el guión”. Y eso incluye la escena a lo “9 semanas y media” en la que se lo pasaron bomba ideando qué más probar…
Cuando le preguntaron cuál había sido su primera impresión del reparto Erin contestó que metió la pata hasta el fondo: “Digamos que mi primera impresión fue del todo equivocada. Kate me intimidó mucho. Pensé que era tan cool que nunca llegaría a hablar conmigo y menos que sería mi amiga y ahora es mi mejor amiga y la adoro. Con Leisha igual, la conocí cuando se presentó para el papel de Shane y pensé lo mismo, que era demasiado guay para ser mi amiga. Nos conocimos en el avión yendo a Vancouver. A mí no me gusta mucho volar y empecé a marearme delante de Leisha y lo pasó fatal de vergüenza. Y ahora también somos las mejores amigas. Y por supuesto todo el mundo estaba muerto de miedo con Jennifer Beals. No nos atrevíamos a hablar con ella. Y estábamos todas súper equivocadas. Jennifer es encantadora y con los pies muy en el suelo. Lo mejor de este cast es que todo el mundo es muy majo y ya sabéis que si eres actriz nunca sabes si vas a encajar… pero todo el mundo es encantador.

Sobre lo de interpretar a una lesbiana en “L Word”, Erin que es abiertamente hetero confesó que sólo le había traído alegrías: Mis amigos y mi familia siempre han estado encantados. Crecí en Saint Louis, Missouri, en el medio oeste, y es una zona bastante conservadora. Pero cuando mi mejor amiga se casó y la vi allí con su madre, que había salido del armario cuando ella estaba en la universidad dándole el disgusto del siglo, y su pareja lesbiana flipé. Su madre me dio las gracias por estar trabajando en la serie y me di cuenta de lo importante que es tener la metente abierta y ser tolerante”.
Antes de acabar Erin comentó que está escribiendo un libro, la hstoria de una mujer de unos 40 años que intenta encontrar su lugar en el mundo. “Aunque no tengo un título aún para él. Bueno, tengo 15 posibles y ya he hablado con un editor para publicarlo. Mi meta es acabarlo a fiales del año que viene”.

A Erin tuvieron que avisarla para que abandonara el escenario. Su tiempo había acabado y llegaba el turno de Leisha…