Afortunadamente no todas las series tienen un final tan patético e incomprensible como el de “The L Word“. Los chicos de “South of Nowhere tuvieron la suerte de acabar la serie como dios manda -y eso que la cadena donde se emite SON no juega ni en segunda división- con un episodio que cierra todas las historias y que -no os voy a engañar-es de lo más entrañable. ¿Queréis comprobarlo? Pues sólo tenéis que echarle un vistazo. A ver si mrs, Ilene Chaiken también se anima a verlo y aprende un poco, que desde que se cargó a Dana Fairbanks no ha dado una a derechas…

SON. Episodio 316. “On the precipice”