Hay un tema ciertamente espinoso que tristemente sigue afectando a una minoría étnica: los gitanos. En este colectivo, la homosexualidad aún no está todo lo aceptada que debería. Como en la historia misma, los hombres homosexuales han sido asimilados antes que las mujeres lesbianas. Supongo que igualmente será una cuestión de machismo. Cada día son más los hombres gitanos que se declaran abiertamente gays. Sin embargo, para el caso de las lesbianas, es un tabú doble. El primero, por ser homosexuales y, en el segundo, por ser mujeres. Aquí os adjuntamos una entrevista de Jesús Quintero a dos gitanas lesbianas.

Es bastante inspirador escuchar a una de ellas decir que, a pesar del calvario que han pasado, merece la pena “porque te da más fuerzas”. Hay que tener en cuenta que en la etnia gitana (aunque son muchos ya los que no siguen sus preceptos a pesar de serlo) un matrimonio no se concreta entre dos personas. Casarse no es casarse una persona con otra. Es casar una familia con otra. El origen de las bodas es ese, en realidad. Reunirse ante las dos familias para que sepan que se van a unir a través de esas dos personas. Por ello, el matrimonio y el tema de la homosexualidad se vuelve especialmente espinoso en su caso.

¿Qué pasa con la homosexualidad en el mundo gitano?

Tal y como reconoce la “gitana pura”, ella se vió obligada a tener sus “tapaeras”: novios que le ayudaran a disimular su homosexualidad. Sin embargo, hay casos en los que la cosa se complica aún más por el “apalabramiento”. Consiste en la costumbre de concertar un matrimonio desde una edad muy temprana de la niña. En muchos casos, ellas aún no son capaces de defender con suficiente seguridad y vehemencia su orientación sexual. La situación se vuelve insostenible cuando al cabo de los años esa lesbiana se ve obligada por la palabra dada a casarse con un mozo… Debe ser una situación verdaderamente dura.

Afortunadamente, sabemos que mucho del concepto que se tiene de los gitanos proviene de la televisión. Se esfuerzan por dar una imagen distorsionada de ellos. Sin embargo, estos casos que cuento son los menos. Muchos gitanos ni hacen el apalabramiento ni muchas otras cosas. A pesar de todo, tal y como dice una de las chicas, los gitanos entienden más la homosexualidad en hombres que en mujeres.

Próximas sugerencias y post

Y para terminar este post queremos completarlo hablando de una película recién estrenada. En ella se trata precisamente el tema del amor entre dos gitanas lesbianas. Con la intención de que conozcáis un poco más sobre la condición de esta minoría étnica y su relación con la homosexualidad, aprovechamos para recomendarla. Sin embargo, como se merece una reseña en sí misma, os recomiendo que esperéis al próximo post. En él, además de algunas películas y sus respectivas reseñas, adjuntaremos los enlaces para ver las películas. Estoy segura de que os gustará y sentiréis mucha empatía con las protagonistas.

De regalo, os adjunto el tema que aparece en la entrevista, SOS. Y como en la entrevista aparece en del Mayte Martín, nosotras aportamos la versión de Falete, con mucho arte. Otra figura importantísima. Pero anticipamos que a nuestra Mayte le dedicaremos un post enterito para ella.