Durante la época dorada de Hollywood las parejas de mujeres o de hombres vivían sus relaciones a escondidas para no ser rechazados por las productoras de la época. Muchas actrices lesbianas se casaron para desviar la atención de las miradas críticas y mantuvieron romances en la sombra con otras mujeres. Con todo, hubo excepciones: algunas de estas actrices lesbianas no se ocultaban y vivían su sexualidad con toda la naturalidad que podían, teniendo en cuenta el conservadurismo presente en aquellos tiempos.

¿Quieres conocerlas? Te contamos quiénes eran las más famosas y qué parejas tuvieron.

Actrices lesbianas: Marlene Dietrich (1901-1992)

Fue probablemente la más seductora de las actrices lesbianas de la época dorada de la meca del cine. Esta alemana nacionalizada estadounidense es uno de los grades mitos de todos los tiempos del séptimo arte.

Siendo aún muy joven mantuvo un breve matrimonio con un asistente de dirección del que se separó pero no se divorció, puesto que conservaban una buena amistad.

Abiertamente bisexual y con gran poder de seducción, tuvo relaciones con hombres y con mujeres sin esconderse. Pertenecía al grupo conocido como “El círculo de costura”, formado por actrices lesbianas y bisexuales de Hollywood. Además de un breve affaire con Greta Garbo, mantuvo relaciones con Mercedes de Acosta, Edith Piaf, Claire Waldoff, Tallulah Bankead, Denise Parker, Claudette Colbert, Barbara Stanwyck, entre otras.

Joan Crawford (1904-1977)

Empezó como bailarina pero acabó siendo una de las actrices más aclamadas del cine de Hollywood desde los años 30 a los 50 y una de las mejores pagadas de su tiempo. Estuvo casada en tres ocasiones y fue madre adoptiva. Se la relacionó con Alice Delamar, Martha Raye, Dorothy Arzner y Claudette Colbert. Con Greta Garbo, otra de las actrices lesbianas más carismáticas, todo quedó en un flirteo.

Su fuerte personalidad la convirtió en en símbolo de la lucha de la mujer por su independencia.

Greta Garbo (1905-1990)

Apodada La Divina, esta actriz sueca afincada en Estados Unidos comenzó en el cine mudo y se retiró muy joven, en 1941. Aun así, tuvo tiempo de rodar cerca de treinta películas. Su primera relación lésbica fue con otra grande, la seductora Marlene Dietrich. Greta tenía tan solo 19 años. La pareja rompió al poco tiempo y nunca más se dirigieron la palabra.

Tuvo relaciones estables con Salka Viertel, Dolores del Río y, la más importante, con la escritora Mercedes de Acosta, con quien mantuvo una historia de 28 años de amor.

Barbara Stanwyck (1907-1990)

Aunque estuvo casada en dos ocasiones, Barbara fue una de las actrices lesbianas que más corazones rompía entre sus compañeras de profesión. Se la relacionó con otras grandes de la época como Joan Crawford, Marlene Dietrich, Tallulah Bankhead y Helen Ferguson. Con esta última compartió la segunda mitad de su vida.

Fue candidata al Óscar en cuatro ocasiones, pero solo consiguió un galardón honorífico pocos años antes de fallecer.

Katherine Hepburn (1907-2003)

Protagonista de grandes títulos de la historia del cine, fue todo un icono de la mujer moderna e independiente en los Estados Unidos del siglo XX. Tras un fugaz matrimonio con un amigo de juventud, no se volvió a casar y no quiso tener hijos. Rechazaba el papel que se imponía a las mujeres de la época y vivió con gran libertad.

La lista de sus relaciones es casi interminable, puesto que era una mujer atractiva y carismática. Algunos de las mujeres que pasaron por sus brazos fueron Elissa Landi, Irene Mayer Selznick, Phyllis Wilbourn, Laura Harding, Jane Loring, Judy Hollywood, Billie Burke o Denise Parker.