Vamos a hablar de nuevo del tema de Sandra Barneda y Nagore. En definitiva, se trata sin duda de la pareja less más popular de este país en estos momentos. Fotos como las que colgaron hace pocos días en sus redes sociales contribuyen a ello. En concreto, nos referimos a unas en las que aparecían desnudas compartiendo bañera. Un ambiente bastante pagano (mucho mundo romano), velitas y cosas de estas. Como es natural, las redes sociales se incendiaron. Probablemente cumplieron con su propósito: una ya no sabe qué creer. Pueden hacer lo que les de la gana, es evidente, sin embargo el afán de protagonismo en el caso de la gente con cierta fama nunca es desinteresado.

Lesbiana.es-Nagore y Sandra Barneda

Pipi Estrada contra ellas

Probablemente muchas de vosotras conozcáis al personaje televisivo y periodista Pipi Estrada. Es un tipo algo peculiar. Entre sus colaboraciones podemos destacar la de asesor del amor en Mujeres, Hombres y Viceversa, la de tertuliano en Qué tiempo tan feliz y actualmente en el Chiringuito de Jugones, un programa sobre fútbol.

Este último tiene más sentido, porque de hecho su profesión es la de periodista deportivo. Sin embargo, está en todos los sitios. Pues bien, el tal Pipi ha dejado caer que probablemente la relación entre Sandra Barneda y Nagore sea un montaje. No es por nada, pero yo ya apunté en esa dirección en cuanto nos enteramos de la noticia. Ha habido muchas casualidades a lo largo de este tiempo; entre otras, que Sandra Barneda se nos quiere hacer escritora. Como si eso fuera fácil y pudiera hacerlo cualquiera.

Basta de contaminar la literatura, por Dios.

El periodista se basa en sus suposiciones en el carácter de Nagore. Ponemos sus palabras literales:

“Esto termina como el rosario de la aurora. Nagore Robles es una mercenaria que utiliza su tendencia sexual en función del interés. No importa el género”.¿Por qué hay sospechas?

Lesbiana.es-Nagore y Sandra Barneda-

Nagore: algunas reflexiones

Estas palabras las colgó en Twitter. No sabemos si Pipi también estará en consecuencia involucrado en darle publicidad al tema. Decir cosas así en una red social tan concurrida es, o un suicidio o una temeridad. De cualquier manera, son palabras duras que en cierto modo tienen sentido por  la carrera de Nagore. Una de las cosas malas que tiene la TV en general es que cada vez hay menos profesionales.

Ya muchos de los colaboradores están ahí por estar, como si fueran patrimonio de la humanidad y debieran cobrar lo que cobran por ser como son. Mozart a todo esto murió arruinado y sepultado en una fosa común, en fin. En consecuencia, Nagore debe vivir de su personaje. Una llega a TV por cierto episodio que la hace famosa. Al cabo del tiempo, la gente ni se acuerda de porqué eres famosa y de porqué estás ahí.

Es en ese momento cuando necesitas dar un nuevo pretexto para quedarte, un nuevo episodio para empezar de nuevo tu identidad televisiva desde el nuevo recuerdo que suministras a los espectadores.