Hoy queremos hablar del amor en el trabajo. En concreto, de todo lo que tiene que ver con mantener una relación (seria o esporádica) con una compañera de trabajo. Seguramente que haya opiniones para todos los gustos en este sentido. En consecuencia, como queremos que siempre opinéis os proponemos dar la vuestra particular sobre el tema en cuestión. ¿Amor en el trabajo, sí o no?

Amor en el trabajo: la opinión de Amalia

Si yo tuviera que dar mi opinión sobre la cuestión del amor en el trabajo, diría un rotundo “no”. Para mí es lo peor que se puede hacer. Enamorarte de una compañera de trabajo e iniciar y/o iniciar con una de tus compañeras una relación (de cualquier tipo) me parece una pésima idea. Entiendo que, sin embargo, muchas relaciones han empezado así precisamente; en el trabajo.

Es verdad que muchas parejas (muchas más de las que nos pensamos) han empezado gracias a trabajar en el mismo sitio. Yo personalmente tengo la regla de que jamás haría nada con una compañera de trabajo. Otra de las reglas que sigo es no tener nada con compañeras de piso, chicas con las que comparta piso. Tengo mis razones, y la experiencia me las ha confirmado. Como habréis adivinado, me baso en hechos y experiencias que se han dado a lo largo de mi vida.

Una vez inicié una relación con una compañera y cuando me di cuenta estaba en mitad del más tremendo horror que había podido imaginar: verla a todas horas y la mitad del tiempo para cosas malas. Sé que es algo personal, pero creo que es meterse en un berenjenal pasar ocho horas o las que sea con tu chica en el trabajo. Además, todo en la relación terminará girando en torno a eso. Incluida la rutptura.

Ni os imagináis la cantidad de parejas que aguantan sólo porque trabajan en el mismo sitio y en consecuencia seguirían viéndose todos los días, a todas horas. En muchos casos, no cambiar de pareja se hace por no cambiar de trabajo.

¿Existen excepciones?

Sí, existen excepciones. Sin embargo, depende de cómo lo lleve cada una. Yo lo llevo fatal, me agobio. Seguramente muchas de vosotras estéis con vuestra pareja gracias al trabajo. Espero que no os suceda lo que les ocurre a muchas parejas: que de camino a casa habláis de trabajo y en casa seguís haciéndolo. Ese vicio me parece terrible. 

Por lo demás considero que el amor en el trabajo complica mucho las cosas. En el tema de las rupturas especialmente. Y si, por lo que sea, sólo tienes algo esporádico con ella piensa que todos los días vas a recordarlo al verla. Además,  hay más probabilidades de que suceda lo que no quieres: que ella quiera ir a más. Personalmente opino que lo mejor es fijarse una ley y cumplirla a rajatabla. Por mucho que nos guste la tía, no hacerlo: jamás. Probablemente así os ahorréis muchos quebraderos de cabeza. A pesar de ello, desde aquí aprovechamos para dar la enhorabuena a aquellas de vosotras que os hayáis conocido en vuestro trabajo y os deseamos que duréis muchísimos años. ¡Compartid vuestras experiencias sobre amor en el trabajo en los comentarios!