Lady Gaga es una de las figuras más representativas e influyentes de todo el colectivo LGTB. De esto no le cabe duda a nadie, y ella misma cada día se encarga de dejarlo claro. En esta ocasión, la diva, que está de nueva gira mundial (inaugurada en Canadá) ha aprovechado su primer concierto para hacer una nueva reivindicación. En concreto, paró toda la actuación para recoger del público una bandera LGTB. De paso, dedicó algunas palabras a todo el colectivo.

Lady Gaga: polémica y comprometida

Paradójicamente de la orientación sexual de Lady Gaga se puede decir poco. Una personalmente no se aventura a hacerlo ya que con ella la verdad es que nunca se sabe. Me atrevería a decir que es bisexual, aunque no pongo la mano en el fuego. A pesar de su compromiso con la comunidad LGTB es posible que se considere a sí misma una Queer. Ciertamente, si pudiéramos definir con nitidez ese concepto lo más probable es que Lady Gaga lo fuera.

Esto se debe a que a pesar de su compromiso es cierto que es una personalidad que va por libre. Me parece sano como ejemplo ya que una cosa no quita a la otra. Al fin y al cabo lo que propone con su actitud es la libertad. Y la prescribe para sí misma tratando de comunicársela a todos los demás. Es un ejemplo y una referencia para mucha población joven. 

Nada es casual

Como ya os dijimos hace poco, Canadá es noticia actualmente por lo que tiene que ver con el colectivo LGTB. En concreto, por lo que tiene que ver con las cuestiones de género. Se trata del caso que ya os comentamos unas entradas atrás sobre el caso del bebé que querían inscribir sin género.

Sin duda, la gira de Lady Gaga por Canadá es también un guiño hacia un país que puede contarse entre los más avanzados del mundo en este sentido en concreto. También debemos recordar que otros acontecimientos y detalles de Lady Gaga. Fue especialmente emotivo el momento en el que  también en medio de un concierto leyó una carta de una fan lesbiana. 

Una precursora

Lady Gaga es precursora en muchos sentidos. Hay muchas personas que la consideran simplemente una excéntrica. Sin embargo, hay detalles que demuestran que tiene mucha más visión que otras en su posición. Puede que de hecho sea el ejemplo de como el Pop puede tener un compromiso con algo. Algo que vaya más allá del amor en todas las canciones. O más allá que hablarnos de lo mismo hasta en la sopa sin hablar del mundo real. Lo cierto es que el colectivo LGTB en general y las lesbianas en particular siguen teniendo poca visibilidad.

Casi es anecdótica su presencia en las historias de amor. Y eso que se “escriben” tropecientas canciones de lo mismo a lo largo del año. Para muchas, nos sigue quedando como mito de la música lésbica el “mujer contra mujer” de Ana Torroja, ahí es nada. Aquí os adjuntamos el vídeo en concreto de la actuación de Lady Gaga con el momento en el que saca la bandera de entre el público.