Pero, ¿de verdad hay princesas Disney que no representen de lleno el estereotipo de mujer sumisa que necesite ser rescatada por un hombre? Lo cierto es que si algo caracteriza a la factoría Disney no es precisamente su tendencia a romper clichés. Sin embargo, en los últimos años, parece que algo está cambiando (muy lentamente). En algunas de sus películas de dibujos animados se da paso a princesas que se atreven a romper con las reglas establecidas.

Desde luego, hay que poner en contexto este tipo de películas de animación. Algunas princesas Disney serían hoy unas entrañables abuelitas octogenarias, así que no vamos a pedir peras al olmo. Vamos a fijarnos en las cintas más recientes.

Las 5 princesas Disney más feministas

Princesas Disney sin complejos

Estas son las cinco princesas Disney más feministas (menos estereotipadas sería una expresión  más acertada) que hemos podido ver hasta la fecha. Las hemos ordenado de menos a más. Así que, si quieres saber cuál es la que mejor puede representar a la mujer actual, tendrás que llegar al final.

5. Megara (“Hércules”)

Las fans de las princesas Disney ya sabréis que Megara no es realmente una princesa. Sin embargo, la incluimos en esta lista porque es la antítesis de dulce princesita que necesita ser rescatada. Es uno de los personajes femeninos de Disney menos valorados, precisamente porque se aleja de arquetipos. Es lo contrario a las princesitas enamoradizas. Megara rompe moldes en Disney por sus comentarios sarcásticos. Desde el principio nos dice que no tiene un grupo de animales con los que irse a cantar (¿te suena la escena?). También llama la atención su forma de dirigirse a Hércules. En el primer encuentro le deja claro que no necesita ser salvada y critica que los hombres piensen que ‘no’ significa ‘sí’.

4. Pocahontas

Pocahontas es una de las pocas princesas Disney que decide su propio destino pasando por encima de un hombre. Quizá fue el primer personaje femenino más alejado de los estereotipos de género. Pocahontas se siente segura de sí misma y habla de respeto e igualdad. De hecho, es ella la que salva a John Smith y le deja claro lo poco que entiende de la vida.

3. Elsa (“Frozen”)

Elsa es una incomprendida que renuncia al mundo que la rodea y se marcha. Pero su objetivo, al contrario que en otras princesas Disney, es ser libre. Se marcha para vivir su propia vida, rodeada de lo que la hace feliz, y para ser aquello que nunca pudo ser: ella misma. Y cuando decide volver, no lo hace por un hombre sino por amor a su hermana. En el camino ha soltada una de las cargas más pesadas: el miedo.

2. Mulán

Mulán es una de nuestras favoritas. En un mundo opresor, rompe con todo lo establecido hasta el punto de travestirse. Su objetivo en la vida es demostrar que las mujeres podemos hacer todo igual (o mejor) que los hombres. De todas las princesas Disney, Mulán es la primera que da la vuelta a los roles tradicionales de género y los pone patas arriba. Desafía al mundo entero y defiende que una mujer merece el mismo honor y respeto que un hombre.

1. Vaiana

Llegamos al final de la lista con Vaiana, que es mucho más que una princesa: es una mujer que lucha por salvar a su pueblo de la destrucción. Es la primera protagonista que no tiene príncipe y que no le importa. Su compañero de aventuras aprende de ella que hay que dejar de lado el ego masculino y trabajar en equipo.

Algo va bien en una película dirigida al público infantil cuando se rompen los roles de género.