Hoy estamos de enhorabuena. Después de los episodios de homofobia que se han venido sucediendo en los últimos tiempos en Chile, por fin hay una buena noticia. El matrimonio entre lesbianas (el matrimonio homosexual en general) será aprobado en el país latinoamericano. Ciertamente, esto supone un golpe encima de la mesa en contra de la homofobia. Dejad que os contemos un poco más acerca de esta magnífica noticia.

Matrimonio entre lesbianas: un paso adelante

Las primeras  a las que queremos felicitar es a la pareja de lesbianas de las que hablamos hace poco. En efecto, nos referimos a la pareja agredida por sus propios vecinos. Si no conocéis el escalofriante caso, os recomendamos el post. Chile se ha convertido en general en uno de los países más avanzados de America latina en cuanto a lo legal.

Eso, como sabemos, no significa ni mucho menos que sea una sociedad avanzada en ese sentido. Quiero decir que, como ya he expresado en otros artículos creo que a veces la sociedad va por delante de la política. En otros casos, sucede al contrario. Es posible que en el caso de Chile suceda como en muchos casos de Europa. Parece que existen una serie de energúmenos irreductibles dispuestos a hacer el cafre.

Otro precedente progresista en el país austral es la despenalización del aborto. Ciertamente, se trata de una serie de medidas que prtenden dar cobertura a las mujeres. El matrimonio entre lesbianas se suma a la entrada al siglo XXI.

Materias de fondo

Se trata en definitiva en modificar el código civil. Consiste en reformular el concepto de matrimonio definiéndolo como “unión entre dos personas”. Queda así soslayado el concepto clásico de unión entre hombre y mujer. Nos alegramos profundamente de la senda que en política social está tomando Chile. Sin embargo, es posible que haya que ser más contundentes con la homofobia. El matrimonio entre lesbianas es un paso. Penalizar la homofobia es otro importante.

Además, el gobierno de Chile anuncia que un matrimonio entre lesbianas podrá adoptar. Esto forma parte de las consecuencias de reformular el concepto de matrimonio. Así, un matrimonio entre lesbianas podrá convertirse en felices mamás. Naturalmente, las asociaciones conservadoras han puesto el grito en el cielo. Según su punto de vista el matrimonio es lo que dice la Iglesia.

En otros casos es “lo que dice la naturaleza”. Sin embargo, habría que recordar que el modelo de matrimonio convencional proviene del Concilio de Trento. Fue ahí donde se reformuló de paso el concepto de mujer y de paso su opresión.

El matrimonio entre lesbianas ocurrió a lo largo de la historia. Otra cosa es que no nos lo cuenten. El conocimiento es poder. Así pues, al margen de los argumentos conservadores, hoy hay algo que celebrar. Se trata de un acontecimiento histórico donde Chile ha demostrado estar a la altura.

Es por ello que felicitamos a todas las lesbianas chilenas. Esperamos que el matrimonio entre lesbianas se convierta en un acontecimiento social frecuente. Probablemente es un paso adelante para tener una sociedad moderna, próspera y feliz. Te animamos a comentar y compartir nuestra alegría.