El Ayuntamiento de Barcelona, con Ada Colau a la cabeza, ha efectuado una denuncia contra los crímenes del franquismo contra homosexuales. En concreto, la denuncia se centrará en los últimos años del franquismo. Sin embargo, a pesar de todo es una gran iniciativa que ha sido posible también gracias a los esfuerzos de todas las asociaciones LGTB del país.

Crímenes del franquismo contra homosexuales

El franquismo no fue precisamente un periodo de libertades. Fue de hecho un periodo criminal para la mayoría de población, exceptuando una minoría. Sin embargo, los crímenes del franquismo contra homosexuales atentan de manera especial contra las personas a las que afectan, pues son una serie de episodios destinados a socavar su identidad. Son especialmente importantes por su número y su saña. Además, son el único “delito” que el franquismo persiguió a lo largo de toda su existencia. Con tanta virulencia como el de su lucha contra los “rojos”.

Lo cierto es que a pesar del tiempo pasado, aún no ha habido por parte del gobierno una condena expresa de dicho periodo. Eso ha hecho que muchos partidos políticos hayan acusado al PP de no estar de acuerdo con esta propuesta. Tal y como han expresado los representantes de la denuncia, en España sigue habiendo mucho de aquella época. Es por ello que pienso que este es otro caso en el que la sociedad va por delante de las instituciones.

Ciertamente, a pesar de los casos, la sociedad española en general ha avanzado mucho en ese aspecto. Acciones como esta al fin y al cabo lo constatan. Lo digo por las personas que ahora denuncian los crímenes del franquismo contra homosexuales. Estas son al fin y al cabo representantes de otras que no tienen voz y se la dan con su voto.

La situación de aquella época

La situación de la persecución del franquismo contra los homosexuales hizo de nuestro país un enorme campo de censura. Tal es el caso de muchas figuras relevantes de la cultura que directamente optaron por irse del país. A día de hoy ninguno de los miembros de aquél funesto gobierno, y por supuesto ninguno de sus verdugos, ha pagado nada. Muchos están muertos y otros tantos campan a sus anchas.

Sin embargo, si España tiene algo de maduro debería rectificar en este sentido. No son pocos los temas espinosos que tiene aún pendientes este país. Naturalmente todos vienen de la época de la Guerra Civil. La mayoría aún no se han resuelto y lo cierto es que las campañas del franquismo contra homosexuales es uno de los asuntos más importantes. Lo decimos por los cientos de víctimas del colectivo LGTB que hubo.

Desde luego, existieron personas muy valientes que en aquél tiempo se jugaban la vida por su condición sexual. Exactamente igual que ocurre hoy en día en algunos países del mundo. En cualquiera de los casos, la iniciativa promovida por el ayuntamiento de Ada Colau nos parece estupenda. Sin embargo, es posible que sea hora de hacer una demanda conjunta para terminar con esta situación de injusticia. Deja tus comentarios con tu opinión. Como siempre, nos encanta saber lo que piensas.