Adam Rippon es actualidad rigurosa. Lo es por un doble motivo. El primero de ellos es ser un medallista olímpico. El segundo, queremos desvelarlo en este artículo. Su historia con toda probabilidad te emocionará. Y lo hará por todo lo que tiene detrás.

Adam Rippon y los Juegos Olímpicos

Adam Rippon ha confesado que le gustaría aprovechar su posición para servir de ayuda a muchos niños gays de su país. Naturalmente, también para ayudar a toda la comunidad LGTB del mismo. Se trata de un patinador artístico que se ha declarado abiertamente gay y que de hecho pretende ser en muchos sentidos un ejemplo para toda la juventud de su país. Y de hecho lo es ya.

Todo empezó cuando le ofrecieron hablar con Mike Pence. Adam Rippon, lejos de quedarse callado dijo que “no tenía nada que hablar con él”. Sabía bien lo que decía porque el tal Mike Pence es el número dos de Trump y es un firme defensor de las terapias para “curar” a gays y lesbianas.

Fue así como Adam Rippon dio un revés a dicho personaje. De paso, hay que decir que al decirle si se retractaba de sus declaraciones, ha reafirmado (después de haber ganado su medalla de bronce) que para nada. Que de hecho se reafirma. Y es ahí cuando se acuerda de todas las personas (especialmente adolescentes) que pueden estarlo pasando mal en su país. Y es que escuchar que el propio vicepresidente de tu país dice eso tiene que ser preocupante.

La vida de Adam Rippon

Adam Rippon lo ha tenido bastante complicado. Actualmente está cerca de la treintena de años. Dicha edad es bastante elevada para un patinador. Hay que decir que de hecho no consiguió clasificarse para los juegos olímipicos de invierno anteriores. Cuando todo parecía perdido decidió no rendirse. De hecho, se mudó de ciudad y absolutamente empobrecido sólo sacaba dinero y tiempo para entrenar.

Es así como a costa de esfuerzo y sacrificio pudo conseguir su sueño. En la actualidad y en gran parte gracias a la importancia que en difusión tienen las redes sociales, Adam Rippon es una estrella. Es un referente para el país con más de 200.000 seguidos sólo en Twitter. Se ha convertido en inspiración para muchas personas por tres motivos.

El primero de ellos es su combatividad. Lejos de quedarse callado, él siempre dice lo que piensa. Así se ha convertido en el primer atleta estadounidense abiertamente homosexual. Eso no son palabras menores, perdonad que os diga.

Además, la gente le admira por su capacidad de esfuerzo y sacrificio. Hay que decir que nunca se ha rendido y que gracias a ello ha conseguido prosperar y llegar donde quería.

En tercer lugar, porque se defiende y hace que los demás tomen su misma posición. Lejos de ser sumiso es contestatario y le da igual con quién. Incluso se ha enfrentado a algunos gays que le acusaban de “tener demasiada pluma”. Desde luego que Adam Rippon nos gusta y nos alegramos de que en su país sea ahora una figura enormemente respetada. ¿Qué te parece a ti? Cuántanoslo en la sección de comentarios.