Las quejas contra Amazon no se han hecho esperar. Y es que, hace unos días, esta plataforma de venta online lanzó uno de sus productos más polémicos: un pin que representaba una bandera del orgullo heterosexual.

Quejas contra Amazon por homofobia

Esta insignia estaba catalogada como “pin rectangular con orgullo heterosexual” y se vendía a 4,5€ la unidad. La bandera es bastante similar a la del orgullo gay, con seis franjas de colores, pero en este caso en tonos tierra y rosa. El diseño ha sido criticado con bastante humor en redes sociales. Algunos han dicho que es tan aburrida como un hetero homófobo. Otros la han encontrado sospechosamente parecida a la paleta de maquillaje de la drag queen RuPaul. También hay quien apunta que parece más un pin identificativo de algún club de amantes de la panceta.

Detrás de este polémico producto está una empresa llamada “1000Flags” que por otra parte también comercializa banderas, pancartas y todo tipo de merchandising de Orgullo Gay. Así pues es una empresa que simplemente se enfoca en las ventas, ignorando cualquier tipo de coherencia o ética empresarial. Aunque las quejas contra Amazon se han elevado rápidamente, también Ebay, otro gigante minorista, tiene a la venta este producto.

Los usuarios han calificado la insignia como abominación y homofóbica, al igual que las plataformas que las venden. Son muchos los usuarios que han contactado con Amazon para solicitar la retirada del anuncio. La mayor parte de ellos con gran indignación, dado el carácter ofensivo de la misma.

No necesitas un día del orgullo heterosexual

El supuesto orgullo heterosexual es en realidad un ataque a penas camuflado al colectivo LGBT. Los heterosexuales no necesitan un día para reivindicar su orientación sexual porque es la normativa y nadie les va a discriminar por ello. La hetorsexualidad se sobreentiende y nadie la cuestiona. Los heterosexuales no tienen que salir del armario. No son perseguidos, insultados, agredidos, encarcelados o asesinados por el mero hecho de ser heterosexuales. Pueden casarse en cualquier parte del mundo y tener hijos en cualquiera de las formas posibles (natural, asistida o adopción), sin tener que dar explicaciones. No hace falta un orgullo hetero porque la heterosexualidad es la protagonista los 364 días restantes del año. Y quien piense que sí lo necesita, tiene un serio problema de odio y homofobia.

No olvidemos que, aunque el colectivo LGBT goce de cierta permisividad en algunas regiones, la homofobia sigue instalada en la sociedad. Solamente en Madrid, en 2017 se produjeron 287 agresiones contra ciudadanos por motivo de su condición sexual.  Según un estudio de COGAM, un 60% de menores en edad escolar afirma haber presenciado agresiones verbales hacia un compañero por su orientación. Y hasta un 7% testifican agresiones físicas.

Por lo tanto, sacar un pin del orgullo hetero es un intento de ridiculizar y minimizar un problema muy grave.

Las quejas contra Amazon han surtido efecto y el producto se ha retirado. Sin embargo en eBay sigue a la venta. Os animamos a contactarles para solicitar también que retiren la insignia homofóbica. Hagamos presión.