Les Working es una gran iniciativa que tiene como objetivo facilitar la integración de las lesbianas en el mercado laboral. De paso, tiene la intención de terminar con la discriminación y falta de visibilidad que estas tienen en sus respectivos trabajos. Es por ello que queremos hablarte un poco más de ella para que tú también puedas beneficiarte.

Les Working: una forma les de hacer las cosas

Les Working parte de una principio que sus propias fundadoras ya experimentaron: la discriminación laboral por ser lesbianas existe. Es así como surgió la idea de llevar a cabo una plataforma en la que las lesbianas de todo el mundo pudieran estar para ser más fuertes juntas. En la actualidad ya hay integradas más de 1200 lesbianas en Les Working. Sin embargo, poco a poco su número va creciendo gracias a lo poderoso de la iniciativa. Además de conseguir una plataforma donde las lesbianas puedan apoyarse tiene otros planes. Consisten en promover entre las propias empresas prácticas inclusivas. Así Les Working no es ni mucho menos una plataforma de empleo exclusivamente.

Es ante todo una forma les de hacer las cosas. Una forma valiente de proponer alternativas, cambios y mejoras. Una de las principales preocupaciones de Les Working es la del entorno laboral. Tal y como ellas mismas reconocen la mayoría de personas no salen del armario en el trabajo. Es decir, siguen identificando que la normalidad consiste en no hacer pública su condición. Este es un grave conflicto. Lo es porque en muchos casos los puestos de trabajo requieren cierta carga personal. No podemos negar que en muchos casos (y especialmente en el de las mujeres) cuestiones como su imagen, su atractivo, etc. siguen siendo bazas de las que las empresas se aprovechan. Por ello mismo se restringe y cohíbe su sexualidad si esta va en contra de los intereses de la empresa.

Un ambiente difícil

Ciertamente el entorno laboral es en España el que más restricciones impone en este sentido. Les Working comenta que hasta el 30% de las lesbianas que no han salido del armario no lo han hecho porque en su trabajo les perjudicaría. Esto quiere decir que en dichos ambientes la homofobia se impone. Y en muchas ocasiones se impone poniendo como argumento que lo idóneo es no hablar de aspectos personales. Sin embargo, en otros casos como los de obligar a trabajadoras a ir maquilladas parece que sí existe un componente personal. No para ellas (a las que se instrumentaliza) sino en los potenciales clientes.

Lo que quiero decir es que ya que el mundo empresarial se beneficia de ciertos “aspectos” personales de una trabajadora debería dar al menos en compensación el derecho de no ser discriminada si es lesbiana. Les Working quiere naturalizar todas estas cuestiones. Es por ello que nos parece una estupenda alternativa. Te animamos a sumarte. De paso, te animamos a dejar tu comentario contándonos tu opinión o tus propias vivencias. Aún queda mucho por hacer pero está en nuestra mano. Si te has sentido discriminada cuéntalo.