Irán ha afirmado que el país tiene derecho a la ejecución pública de homosexuales. Por “valores sociales” según el Gobierno. En el exterior del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores, en Berlín, varios activistas escenificaron un ahorcamiento como forma de protesta.

Ejecución pública de homosexuales en Irán

En la capital iraní, Teherán, el reportero del periódico alemán Bild se entrevistó con Mohammad Javad Zarif, el Ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán. Este reiteró el firme propósito de ejecutar a homosexuales como forma de mantener la ley del país. Así mismo manifestó su oposición a Estados Unidos e Israel.  

Paul Ronzheimer, el reportero mencionado, hizo una publicación en Twitter donde exponía dos preguntas directamente a Zarif. Una hacía referencia al derecho de existir del país israelí y la otra sobre la forma de gestionar las ejecuciones de personas gays. La respuesta de Zarif, según el propio Ronzheimer fue que el problema de todo eran las agresivas políticas de Israel y Estados Unidos. 

En referencia al asesinato público de homosexuales en Irán, el Ministro afirmó que la sociedad iraní tiene unos firmes principios morales y que la población vive en sintonía con esos principios.  Y que se trata de principios que regulan el comportamiento de todas las personas. Es por eso que para mantener la ley, hay que obedecer esos principios morales. 

Violación de la Declaración de Derechos Humanos

El embajador de EEUU en Alemania, Richard Grenell, expresó en el Jerusalem Post que las actuaciones del régimen iraní viola los principios básicos de “La Declaración de Derechos Humanos de la ONU” y que cualquier miembro de la Organización de las Naciones Unidas deben cumplir con la Declaración. La criminalización de la homosexualidad viola los principios de esta declaración de derechos humanos.

También expresó su opinión Volker Beck, activista LGBT y miembro del partido verde alemán. Dijo que Zarif ha dejado claro que la política que Irán defiende es un absoluto desprecio por los derechos humanos, concretamente con los de las mujeres, los homosexuales y las minorías religiosas.  Añadió también que aquellos que apoyan a los mulás (expertos versados en la ley islámica), saben exactamente lo que ellos representan y lo que promueven. De hecho, los islamistas y los estudiosos de Teherán, consideran como un principio moral, el apedreamiento y el ahorcamiento de homosexuales. 

Hasta 6.000 ejecuciones

En enero, El Jerusalem Post informaba que el régimen islámico de Irán había ahorcado públicamente a un hombre, acogiéndose a la ley islámica anti-homosexual. Ocurrió el 10 de enero, en el suroeste del país, en la ciudad de Kazeroon. La identidad del hombre no trascendió a los medios. 

En 2008 según el envío de un WikiLeaks, se estimaba que el régimen de los mulás iraníes habían ejecutado, desde la Revolución Islámica de 1979, entre 4.000 y 6.000 personas homosexuales, hombres y mujeres.  En 2016 también salió a la luz la ejecución de un adolescente gay, destacando como la primera de una persona condenada de edad joven en la República Islámica. Este chico se llamaba Hassan Afshar y tenía 19 años. Murió ahorcado en la prisión de Markazi, condenado por practicar sexo anal con hombres.

En enero, el ahorcamiento público de homosexuales adquirió visibilidad a nivel mundial a causa de un anuncio realizado por el presidente de Estados Unidos en el que proponía una campaña para terminar con la criminalización de la homosexualidad en todo el mundo.