La homofobia en Uganda rebrota con fuerza. Es sabido que algunas regiones del mundo son terriblemente intolerantes con las relaciones no heterosexuales, y África es el continente donde ser gay es un auténtico peligro.

Homofobia en Uganda

Estos días Uganda anunciaba un proyecto de ley conocido por el nombre de “Kill the Gays”. Había sido anulado, hace cinco años, por el Tribunal Constitucional del país, por un detalle técnico. Pero existen planes para reintroducirlo y hacer efectiva esta ley que supondría la pena de muerte a las personas homosexuales de esta nación africana.  

Simon Lokodo, ministro ugandés de Ética e Integridad, afirmó que la homosexualidad no es un comportamiento natural en el pueblo ugandés, pero que se está promoviendo en las escuelas, entre jóvenes y niños, la falsa idea de que las personas homosexuales nacen así.  También dijo que el actual Código Penal de Uganda es muy limitado ya que solo criminaliza el acto homosexual. Lo que quiere el gobierno es extender a ley a todos aquellos que recluten o promuevan esta actividad. Y que también se les juzgue como a criminales. Los que cometan actos de gravedad, serán castigados con la pena de muerte. 

Azotes, cárcel, lapidación y muerte

¿Qué más perlas ha soltado este ministro lleno de odio homofóbico? Pues anunció con satisfacción que el presidente Yoweri Museveni, ofrece todo su respaldo a este proyecto de ley. Se presentará a debate en el parlamento ugandés en las próximas semanas. Se espera que se someta a votación antes de que termine el año. Lokodo se mostró optimista en relación a su aprobación. A diferencia del intento fallido de 2014, esta vez el gobierno ha hecho un buen trabajo de presión sobre los legisladores antes de esta nueva propuesta. Así que, tras una serie de conversaciones con los parlamentarios, han conseguido meterse en el bote a unos cuantos de ellos que ya se prevé que votarán a favor de asesinar al colectivo LGTB. 

Uganda es uno de los países africanos con leyes más crudas y prohibitivas del mundo con respecto a la orientación sexual. Las relaciones homosexuales son un tabú insuperable y el sexo homosexual es un delito en casi todo el continente, aplicándose distintos grados de castigo, desde la cárcel hasta la muerte. 

Protestas y recortes económicos

A principios de 2019 la situación de Brunei despertó una protesta a nivel internacional cuando anunció los planes de pena de muerte a los hombres que mantuviesen relaciones homosexuales. Por el momento, gracias a la presión de las críticas, el sultanato dio un paso atrás. Personas conocidas como el actor George Clooney se manifestaron para condenar una propuesta de ley que daba luz verde a castigos como azotes, lapidación o la ejecución. 

Estas acciones para criminalizar y condenar a las personas LGBT, están provocando fuertes reacciones de protesta en otros países. El año pasado Dinamarca decidió cortar la ayuda de 10 millones de dólares tras las declaraciones homófobas de un alto funcionario. La homofobia en Uganda también provocó reacciones en el anterior proyecto de ley. La nación sufrió restricciones económicas y militares por parte de países como Estados Unidos, Dinamarca, Países Bajos, Noruega, Suecia y el Banco Mundial. 

Lokodo considera que esto es un chantaje y que no van a ceder a ello. No va a bajar la cabeza ante países que tratan de imponerles una cultura que le es ajena.