Claro que conoces la bandera del Arco iris, pero, ¿sabías que nosotras también tenemos una bandera lesbiana? Sigue leyendo y te lo contamos.

La bandera lesbiana

Pues sí, hay una bandera también para nosotras. Es igual que la bandera gay, pero la nuestra tiene distintos tonos de rosa y blanco.

Hay que decir que nuestra bandera lesbiana no está reconocida oficialmente, pero en la última década se ha utilizado por parte de algunos colectivos lésbicos de manera que su utilización se ha ido generalizando poco a poco, y cada vez somos más lesbianas las que nos identificamos con ella.

Realmente, esta bandera lesbiana ha generado cierta controversia en algunos sectores lésbicos. El motivo es que, al usar tonos rojos, rosas y el blanco, algunos colectivos denuncian que solo sirve para representar a las lesbianas “femeninas”. Además, si tenemos en cuenta que la versión original del año 2010, la polémica es mayor, ya que esa presentaba una huella de labios en su parte superior, a la izquierda.

Otra bandera lesbiana

Hay quien afirma que la bandera anterior no engloba a la totalidad de lesbianas, y por eso Emily Gwen creó otra, en la que también se engloba al colectivo “butch”.

Foto: freepicstore

A pesar de que esta bandera lesbiana se ha empezado a usar hace un año escaso, una de las más antiguas fue diseñada por el diseñador transexual Sean Campbell.

Aunque hay varias versiones, lo más común es encontrar en ella un triángulo invertido negro, un icono que las lesbianas tuvieron que usar durante la Segunda Guerra Mundial, obligadas por los nazis. Dentro del mismo, hay un hacha de doble hoja, que se relaciona con la fuerza de las lesbianas.

El morado, un color muy lésbico

Como bien sabes, el uso del color morado es muy común para todos los asuntos lésbicos. ¿Pero sabes cuál es el motivo?

Se dice que la razón fundamental del uso de este color por parte de las lesbianas es que las violetas son moradas. Al parecer, las lesbianas las llevaban en los ojales para indicar a otras mujeres que eran homosexuales.

Es por esa razón por la que el color morado aparece en la bandera tradicional de los homosexuales, la del arco iris. Esta enseña gay la diseñó un artista de San Francisco, la ciudad gay por excelencia de todo el mundo, en el año 1978. El creador fue Gilbert Baker.

No obstante, esta bandera ha sido reeditada en varias ocasiones, la última vez en el año 2017, año en el que el colectivo de la ciudad norteamericana de Philadelphia la actualizaron incluyendo el marrón y el negro, para integrar también a la población negra y simbolizar la pelea contra los racistas.

¿Siguen haciendo falta banderas que nos representen?

Cada causa tiene y necesita sus propios símbolos, y por eso existe la bandera lesbiana. Es una forma de sentirte más afín a una lucha, a una pelea por la igualdad, de sentirte más vinculada y comprometida con la labor que haces y que hacen otros. Por eso creo que sí, que hacen falta banderas.