¡Estas cosas son las que me divierten por encima de todas las cosas! Si ya Eurovisión me parece algo obsoleto y anticuado, Eurovisión 2020 es mi certamen favorito del mundo por lo que ha pasado en él. (Nótese la ironía, por supuesto).

Eurovisión 2020 es un certamen musical muy gay

Que no, que no soy yo quien lo dice. Me parece que Eurovisión 2020, como todos los anteriores, va a ser algo muy casposo y muy innecesario para un país como España, que además, nunca gana. Los “points” se los dan a otros siempre, pero lo que ha hecho Hungría es brutal.

Bueno, que no me enrollo más. Que lo que ha pasado es que Hungría ya no quiere participar en esta edición Eurovisión 2020 porque dice que es un concurso “demasiado gay”. Flipo. ¿Demasiado gay? ¿Es que hay una medida de “homosexualismo”? ¿O es que debería pasar a llamarse “Reinonavisión”? En fín, cosas que pasan.

La cosa es que la decisión ha sido muy polémica, dentro y fuera del país, y ahora, cuando los medios han preguntado a los responsables, niegan que esa haya sido la razón, pero tampoco ofrecen ninguna otra.

Las consecuencias de esa decisión

Esto que ha ocurrido en el país húngaro es el primer caso en la historia del festival en que un país no acudirá a Eurovisión 2020 por causas sociales. Si consideramos que Hungría tiene un gobierno muy, no, ultraconservador, podemos entender (ojo, que no es una justificación) la decisión.

El colectivo LGTB ha realizado declaraciones en contra de la decisión, tanto en el mismo país como a nivel internacional, y algunos sectores han declarado que realizarán un boicot al gobierno húngaro.

Por otro lado, los medios de comunicación citaron fuentes de los Medios de Servicio Público de Hungría (MTVA) mencionando que la razón de la retirada de Eurovisión 2020 fue el alto nivel de homosexualidad del festival.

El Gobierno húngaro lo niega todo

Naturalmente y como era de esperar, desde el gobierno lo niegan todo. El portavoz del Primer Ministro húngaro Viktor Orbán, Zoltán Kovács, ha dicho en Twitter que todo es una sarta de mentiras de los órganos de prensa liberales.

Por otro lado, la MTVA afirma que la información recogida por la prensa no solo es errónea, sino que van en contra de la dignidad humana, el estado de derecho y la ética del periodismo. El organismo de prensa explica que la decisión de no acudir a Eurovisión 2020 se tomó para poner los esfuerzos en apoyar directamente al talento musical húngaro.

Declaraciones de Hungría contra la comunidad LGBT

Orbán y su gobierno conservador ya habían dado a conocer su postura contra la comunidad LGBT con mucha anterioridad. El Primer Ministro había declarado ya antes que el matrimonio solo debería ser entre hombres y mujeres.

También había impulsado una política de “familia primero” para incentivar la maternidad en las familias tradicionales.

Además, László Kövér, presidente del parlamento, comparó la adopción entre personas del mismo sexo con la pedofilia durante un acto el pasado mes de mayo.

A pesar de todo, Hungría participa en el festival desde 2011.