Estereotipos de lesbiana: los usas, las lesbianas los usan, todos los usamos. Los estereotipos simplifican nuestro pensamiento sobre muchas cosas, incluido el lesbianismo, pero a veces crean enormes malentendidos sobre nuestro pequeño mundo lésbico. Me gustaría ayudarte, hetero, a conocer a las lesbianas porque actualmente somos geniales. Mi objetivo es hacer desaparecer algunos estereotipos de lesbiana y al mismo tiempo afirmar otros.

Comencemos hablando de qué son los estereotipos de lesbiana en realidad. Un estereotipo de lesbiana es una idea preconcebida sobre las lesbianas y cómo vivimos nuestras vidas que generalmente se acepta como verdad … pero no siempre es cierto. De hecho, casi nunca lo es.

Los estereotipos de lesbiana son muy dañinos a veces

Como lesbianas, usamos estereotipos todo el tiempo para descubrir cómo encajar en nuestra pequeña nación lesbiana. Por ejemplo, la lesbiana “tardía” se mueve entre el mundo hetero y el lésbico. Podemos usar estereotipos inicialmente para aprender cómo encajar, pero luego tenemos que superar eso y evolucionar hacia ser nuestro ser “lesbiano” auténtico e individual.

Entonces, cuando se trata de estereotipos de lesbiana, ¿qué diría Ellen? Podría comenzar diciendo que la palabra lesbiana, a diferencia de la palabra mujer, no tiene “hombre”. Por lo tanto, es simple ver que las lesbianas no sentimos esa gran necesidad de tener un hombre en nuestras vidas.

Con eso en mente, comencemos con los estereotipos de lesbianas que son perpetuados y siempre mencionados por los hombres:

  • Algún hombre nos hizo algo de pequeñas y por eso somos gays
  • Odiamos a los hombres
  • En las parejas, una de nosotras es “el hombre”
  • Somos lesbis porque no hemos encontrado “al hombre”

Uffff…. En primer lugar, estadísticamente sabemos que un alto porcentaje de mujeres ha sufrido algún incidente. Esta es una noticia terrible, pero no es lo que “crea” a las lesbianas, y no todas las lesbianas odian a los hombres, solo las que tienen motivos. Si seguimos la lógica de esto hasta su conclusión, tendríamos muchas más lesbianas en este país que mujeres heterosexuales. A nosotras nos encantaría, por supuesto, pero la vida no funciona así.

Amamos a nuestros hermanos, padres, tíos y amigos. No necesitamos odiar a los hombres para que nos gusten las mujeres. A decir verdad, la idea de que el hombre perfecto y su pene nos harán querer estar con un hombre es parte del fenómeno de “hombres en el mundo de la fantasía lésbica”, y simplemente no ocurre. Claro, de vez en cuando perdemos a una de nuestras hermanas por un chico, pero eso es raro.

Estereotipos relacionados con el sexo, por supuesto

  • Todas las lesbianas usamos cinturones y consoladores para hacer el trabajo del hombre
  • Ninguna lesbiana usa estos cinturones
  • Sin pene, no hay paraíso
  • Toda relación lésbica tiene una mujer y una machorra, porque alguien tiene que ser el hombre y alguien tiene que ser la mujer.
  • Todas sufrimos la cama fría
  • Las lesbianas queremos siempre tríos con novias de hombres heteros, porque vamos a tener sexo con cualquier mujer que se ponga a tiro. (Madre mía, ¿de verdad la gente cree esto?)

Venga, hablemos de esto. El sexo no requiere relaciones sexuales o penetración, ya sea que seas heterosexual o lesbiana. El sexo tampoco requiere un orgasmo. El sexo incluye besar, acariciar, lamer, tocar y todo lo demás, y todo puede ser extremadamente agradable. He tenido sexo realmente maravilloso con una mujer sin un orgasmo. También he tenido orgasmos increíbles que siguieron y siguieron. Eso nunca sucedió con un hombre. Nunca. Ni una sola vez. Ni siquiera cerca.

Entonces, ¿qué es real y qué no? Bueno, las lesbianas hacen todas las “cosas sexuales” y mucho más asociadas con los estereotipos de lesbianas. Algunas parejas de lesbianas son muy “machorra” – “mujer” y les encantan los consoladores, pero eso a todas. Tampoco es necesario ser un marimacho para disfrutar de los juguetes sexuales. Además, a las heteros también les gustan.