Esto es lo que se desprende de una encuesta reciente, que la quinta parte de la población rusa quiere eliminar a las lesbianas y a los gays de su sociedad.

Para la activista lesbiana pro- LGTB Svetlana Zakharova, viviendo en Rusia tienes la sensación de que siempre estás en el punto de mira, y, saber que más del 18% de la población quiere eliminar a lesbianas y gays de la sociedad es realmente preocupante.

Una encuesta demuestra la intención de eliminar lesbianas y gays de la sociedad

La encuesta la publicó el Centro Lavada, que es una ONG de investigación cuya sede se encuentra en Moscú. Los datos que arroja, afirma que el 32% de los rusos quiere aislar a gays y lesbianas, mientras que el 9% está a favor de su integración en ella.

Una de las investigadoras responsables de este estudio, Ekaterina Kochergina, afirma que la intención del mismo es evaluar la distancia social que existe entre la sociedad rusa y los grupos minoritarios que se consideran “desviados”. Además de todo el colectivo LGTB, los datos de la encuesta demuestra que feministas (sí, has leído bien), pedófilos, terroristas y enfermos o portadores de VIH son totalmente marginados en Rusia.

En el caso de los homosexuales, no es que la gente quiera eliminar lesbianas y gays matándolos, pero sí en el sentido de no tener que verlos por las calles ejerciendo su homosexualidad.

Kochergina afirma que los datos obtenidos son muy preocupantes, ya que la moral rusa es muy conservadora. Afirmó que, el uso de la palabra “eliminar” por parte de los participantes no significa asesinar, sino eliminar de la realidad de esas personas. Ya, pero eso implica directamente una discriminación brutal, ¿no?

La encuesta se realizó a más de 1,600 personas de 50 regiones rusas en forma de entrevistas personales, y forma parte de la investigación del Centro Levada para su proyecto “Soviet Man”. Este estudio dio comienzo en 1989, y nació con el objetivo de documentar las perspectivas sociales variables del pueblo ruso desde la abolición de la Unión Soviética.

Una de las intenciones de este estudio es comprender bien al soviético medio huyendo de los estereotipos. Y la respuesta señala que aunque hay buenas perspectivas en cuanto a los problemas sociales, aún hay muchas personas que rechazan completamente a las personas distintas a ellos. Ahí entran todos los grupos minoritarios. Incluso los consideran peligrosos.

Aún queda mucho por hacer

Los resultados del estudio pueden crear mucho caos aún en Rusia. Los detractores de los homosexuales pueden usarlos para discriminar aún más.

Los rusos son agresivos con las personas diferentes, y eso lo manifiestan en su lenguaje. Por otro lado, hay grupos que también se sienten fuertes, y esto puede hacer que intensifiquen sus acciones.

En 2019, fueron muchos homosexuales los que denunciaron violencia o abusos. El 56% sufrió abuso psicológico, el 12% violencia física y un 4% denunció abuso sexual. En los últimos años, también ha habido una serie de inquietantes informes de detención, violencia y tortura por parte del Estado.