El hecho de que sean muchas las mujeres que son gays después de años de matrimonio y tener hijos, demuestra que nunca es tarde para ser lesbiana. ¿Siempre lo han sido, o la sexualidad es cambiante?

Pues no, ser lesbiana no tiene fecha

Tengo una amiga que se dio cuenta cuando tenía 44 años. Ella conoció a su ex marido, que la verdad, era un tío estupendo, cuando los dos tenían 20 años, y llevaban casados casi 25 años. Esta mujer tiene dos hijos con él y tenían una casita en un pueblo de Sevilla.

Una vez, charlando conmigo, me miró y me dijo “madre mía, creo que estoy enamorada de Isa”. No se le había pasado por la cabeza que podría ser lesbiana jamás. Pero…

Desde entonces, comprendió que su sexualidad había cambiado por completo. Me dice hoy en día que se siente muy aliviada y contenta por haber podido hablar conmigo en su día, pero que la atracción que ella sentía por esa chica no era recíproca.

Lo cierto es que para ella, ser lebiana significó no estar segura, pero lo aceptó poco a poco. La cosa es que empezó a hablar con otras mujeres que habían tenido experiencias similares, y eso le llevó a realizar una pequeña investigación que ahora la ha convertido en un referente.

¿Qué descubrió?

Descubrió que ser lesbiana a edad tardía, es decir más allá de los 30 años cada vez es más frecuente, en parte al ejemplo que encontramos en la televisión. Si has visto la serie de hace ya algunos años Sexo en la ciudad, la actriz que hace de Miranda, Cynthia Nixon, estuvo casada durante 15 años y tuvo dos hijos, antes de enamorarse de su pareja, Christine Marinoni, en 2004.

Otro ejemplo es la cantante inglesa Alison Goldfrapp, de 40 años, que empezó a salir con la directora de cine Lisa Gunning hace un par de años. Y claro, no podemos olvidarnos de Portia Di Rossi, que antes de enamorarse y casarse con Ellen, estaba casada con un hombre. Como ves, ejemplos hay para aburrir.

Un tema que interesa a la ciencia

Este tema ha empezado a captar la atención de los estudiosos, tanto, que no hace mucho, se abordó en la convención anual de la Asociación Americana de Psicología en San Diego, bajo el título Fluidez sexual y lesbianas de floración tardía. En este evento se presentaron muchos estudios, como un de Christine Moran.

Este estudio analizó casos de mujeres casadas con hombre y que pasados los 30, se dieron cuenta de que eran lesbianas. Moran explicaba en su estudio que hay muchas mujeres heteros que hacen la transición, es decir, que cambian su orientación sexual. A menudo se pasa por alto dicha posibilidad, ya que solo se acepta que una mujer casada pueda ser hetero.

No obstante, cada vez son más los investigadores que piensan que la sexualidad es algo que puede cambiar.

Sin lugar a dudas me parece que es un tema bastante interesante para leer más e informarse al respecto, pero, de momento, quiero que me digas qué piensas tú.