Asumir que eres hetero cuando en realidad tú lo que eres es una “lesbiana femenina“, no solo es algo que ocurre con los heteros, sino también con las mismas lesbianas. ¿Acaso no te han dicho nunca que eres demasiado guapa para ser lesbiana? Y, ¿cuando eres una “lesbiana femenina” no te han mirado otras lesbiana como con asco, como diciendo “tú qué haces aquí”?

Lesbiana femenina, los hombres van a querer llevarte al buen camino

A ver, ese concepto de “lesbiana femenina” habría que hablarlo, y prometo que lo haré en otro post, pero de momento, para entendernos, vamos a usarlo.

Si lo eres, los heteros, los chicos, te van a intentar convencer de que eres gay porque no te has acostado con ellos, que te estás perdiendo a un verdadero macho. Y las mujeres heteros no sabrán si deben comportarse contigo como se comportan con sus amigos, al fin y al cabo, te molan las chicas. Van a asumir que eres su igual, y por eso te hablarán de chicos que les gustan, y de todos aquellos temas que les interesan, aunque a ti no te importe un comino. La cosa es que la suposición de que eres hetero también te va a afectar a nivel de relaciones.

Si no puedes saber si alguien que te gusta es lesbiana, ¿cómo puedes decir que lo eres tú? Siempre estarás entre dos mundos, y seguramente, vas a estropear una posible relación por no saber.

Aunque tengas pareja, que supongan que eres hetero te afecta

No es mi caso. Yo soy lesbiana, y no una “lesbiana femenina” precisamente, pero hay casos en los que se pasa más desapercibida. Si tienes pareja, te puede afectar igual.

Cuando dos amigas mías se conocieron fueron a un bar en Londres, y el portero les preguntó si sabían dónde estaban entrando. Y es que no aparentaban ser lesbis. No sé, a lo mejor ese hombre estaba intentando protegerles del mal que había dentro… la cosa es que hay muchos hombres que tratan de llevarnos por el buen camino. ¿No?

Ponte ahora en esta situación: una pareja hetero entrando en un bar, o incluso una pareja de una lesbiana al uso y una de las llamadas butch, que parece un hombre. ¿Crees que alguien te diría algo? Claro que no. ¿Entonces, porqué en una pareja de lesbianas sí se inmiscuyen? Curioso…

Esa misma pareja fue a otro restaurante, aquí en España. El camarero se mostró interesado en una de ellas, y cuando salieron, se fue detrás para pedirle el teléfono. Su pareja le dijo que no estaba soltera. El camarero le respondió que acostarse con él no sería problema, porque podía ser tan delicado como una mujer.

Una broma. ¿Quién le da derecho a este tipo para hacer eso? ¿Por qué?

La cuestión es que si dos mujeres están en una mesa y un hombre se acerca, cuando se les dice que son pareja, no solo no se marchan y ya, sino que para ellos es el motivo perfecto para insistir, incluso sentarse a cenar.