La compañía discográfica Olivia Records se creó en 1973 y su objetivo era contar historias de mujeres queer y lanzar a artistas gays y lesbianas para que pudieran cantar fuera del armario.

Nace Olivia Records para dar visibilidad a las lesbianas y a los gays

En ese año, 1973, cinco mujeres feministas crearon un sello discográfico lésbico que lo que pretendía era gritar fuerte al mundo que el movimiento LGTB era libre: Olivia Records.

Sus fundadoras, que bautizaron a la empresa así para hacer su homenaje a la protagonista de una novela de Dorothy Bussy, crearon el sello con un presupuesto de 4.000 dólares. Este dinero se usó para crear una carta y enviarla para pedir donaciones a la comunidad. Con ella consiguieron 12.000 dólares, cantidad con la que se produjo el primer lanzamiento de Olivia Records.

I know you know, de Meg Christian, fue el primero de los más de 60 discos producidos durante los siguientes 20 años de vida de la discográfica.

La música que produjo el sello fue la banda sonora para muchos momentos importantes, como la derrota del tenista misógino Bobby Riggs frente a Billie Jean King.

Las lesbianas en el centro

El movimiento lésbico vivió a principios de los años 70 una serie de “victorias” que fomentaron que las causas de las feministas lesbianas destacaran un poco más, pero esto, que en principio parece positivo, también ayudó a que las heteros se victimizaran dentro del marco de la cultura machista que imperaba en la época.

Esto hizo que las mujeres lesbianas empezaran a temer perder sus puestos de trabajo, sus familias y sus vidas si salían del armario. Simplemente, no tenían un espacio en la sociedad al ser culpadas de toda debacle social.

Esto es contra lo que luchaban las fundadoras de Olivia Records. Judy Dlugacz, Cyndi Gayr, Helaine Harris, Ginny Berson y Meg Christian crearon un espacio para dar voz a esas mujeres, que pudieran compartir sus experiencias desde un escenario. Naturalmente, también pretendían conseguir que las artistas lesbianas y sus equipos ganaran dinero mediante canales alternativos a los que existían en la época y que controlaban hombres.

Tanto las productores como las artistas de Olivia Records aprendieron del repertorio lésbico de Harlem, y usaron y se inspiraron en temas como B.D Woman´s Blues, de Lucille Bogan. Este tema criticaba fuertemente el patriarcado y creó una conciencia entre las lesbianas de la época.

La lucha por la igualdad utilizando la música como arma

En el periodo comprendido entre mediados y los años 70 y los 80, Olivia Records organizó espectáculos y lanzó temas y discos en los que se hablaba abiertamente del deseo entre mujeres y del feminismo. Esos conciertos y festivales estaban destinados a mujeres, y se convirtieron en una gran válvula de escape para esas lesbianas que vivían en el armario.

También fueron plataformas políticas pacíficas, ya que los mensajes que se lanzaban en ellos llevaron a muchas mujeres a desfilar para exigir sus derechos o a participar desde el silencio en el movimiento feminista. Era una forma de ayudar a que mujeres conectaran con otras mujeres.

¿Quieres escuchar algunas de estas canciones? Pon esta playlist de Spotify mientras sigues leyendo nuestro blog.