¡Hay que ver las cosas que se ven por ahí! Que sí, que ya sé que un concurso en Instagram está a la orden del día, pero para ganar una camiseta o cualquier cosa, pero no para ganar una donación de esperma.

Ojo, que no me parece mal ni me escandaliza, simplemente, me sorprende el uso de las redes sociales que hace la gente para encontrar determinadas cosas. Un concurso en Instagram para regalar donante para una pareja lesbiana es lo más.

Un concurso en Instagram diferente: ganas un bote con esperma

No estoy muy segura de qué es lo que perseguía esta pareja de chicas cuando publicaron en su perfil de Instagram que iban a hacer concurso cuyo premio sería un frasco con esperma. Las chicas son de Nueva Escocia, Canadá, y tienen un canal de Instagram y otro de YouTube con alrededor de 22.000 fans.

La cuestión es que el concurso en Instagram ha creado una gran polémica, puesto que el premio, “esperma de un donante” no es muy habitual. Han tenido muchas críticas, ya que acusan a las mujeres de convertir el embarazo en algo que se sortea.

Sin embargo, frente a estas críticas, hay otras personas que defienden lo que esta pareja ha hecho con cifras. La fertilización In Vitro es una forma de intentar tener un bebé muy común entre parejas del mismo sexo, sean mujeres u hombres, y no es nada barata. En Canadá puede costar una “donación” entre 500 y 1000 dólares. Por un intento. Este coste hace que solo puedan acceder a la In Vitro las parejas con más ingresos, siendo imposible para otras personas con menos dinero.

La pareja se escuda en este argumento para justificar dicho concurso, para ayudar a una pareja a que puedan pasar por el proceso. Pero, por otro lado, queda en duda la “vigencia” de ese esperma.

Acuerdo con un banco de esperma

Eso es lo que las YouTubers, Allie y Sam, han querido promocionar en este concurso en Instagram, que han llegado a un acuerdo con una empresa que vende esperma de donantes para parejas que no pueden tener hijos de forma natural, sin importar si son o no del mismo sexo. La empresa en cuestión es Fairfax Cryobank.

Para ganar el premio, (no olvidemos que es un bote de esperma), los participantes en el sorteo debían seguir la cuenta de Instagram, dar un “me gusta” a esa publicación y etiquetar a amigos en los comentarios de la misma. Lo que no queda demasiado claro es si el premio consiste en un frasco físico (cosa que no creo porque la vigencia del esperma es muy limitada) o en un cupón para canjearlo en la misma clínica.

Al margen de consideraciones respecto a si este tipo de concursos en Instagram son más o menos morales al estar involucrada la maternidad, a mi me parece una iniciativa, cuanto menos, curiosa. Pero mi opinión no es nada importante, sino la tuya.

¿Qué te parece a ti? Cuéntamelo en los comentarios, ¡venga!