¿Me creerías si te digo que las lesbianas tienen más migrañas que los heteros en general? Esto hace plantearse si el hecho de sufrir estos terribles dolores de cabeza tiene que ver con la orientación sexual en algún sentido. Un estudio sugiere que sí, que es posible.

Después de rastrear las migrañas entre miles de adultos estadounidenses, los investigadores han descubierto que los homosexuales, bisexuales o mayoritariamente, pero no exclusivamente, heterosexuales tienen un riesgo de migraña notablemente mayor. Y por eso, las lesbianas tienen más migrañas.

El estudio de la universidad de San Francisco que dice que las lesbianas tienen más migrañas

Este estudio está dirigido por el Dr. Jason Nagata, profesor de la Universidad de California, en San Francisco.

Según sus investigaciones, los gays, bisexuales y las lesbianas tienen más migrañas, concretamente, un 58% de posibilidades más, que los heteros. Del estudio también se desprende que más de un tercio de los encuestados han sufrido estos dolores tan fuertes de cabeza.

En el estudio también participaron heteros, y es curioso que, en los que ha habido alguna vez una atracción hacia personas de su mismo sexo, tienen más probabilidades de sufrir migrañas que los que no han experimentado esa sensación alguna vez.

Qué son exactamente

Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza que suele ir acompañado de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz o al sonido. A menudo produce un dolor punzante en un lado de la cabeza. En Estados Unidos, son la quinta causa de visitas a urgencias, y 1 de cada seis norteamericanos las sufren.

La Migraine Research Foundation estima que el 18% de las mujeres y el 6% de los hombres padecen migrañas. Nueve de cada 10 pacientes tienen antecedentes familiares de dolores de cabeza.

Más datos sobre este estudio

Para el nuevo estudio, que revela que las lesbianas tienen más migrañas que las heteros, los investigadores encuestaron a casi 10,000 hombres y mujeres entre 31 y 42 años. Todos formaron parte de un estudio de salud nacional más amplio que se realizó entre los años 2016 y 2018.

Aproximadamente el 86% se identificó como heterosexual; el 10% dijo que eran “en su mayoría” heterosexuales; y poco más del 4% dijo que era lesbiana, gay o bisexual.

Al final, el equipo determinó que los participantes LGBT y “en su mayoría” heterosexuales tenían un mayor riesgo de migraña que los participantes exclusivamente heterosexuales.

Cuando se le preguntó a Nagata por qué ocurre esto, respondió que para descubrir las causas hay que investigar más, pero que, ya que el colectivo sufre discriminación, el estrés puede desencadenar ese dolor de cabeza.

Por su parte, el director del Montefiore Headache Center, de Nueva York, el Dr. Richard Lipton, encontró estos datos sorprendentes. Afirmó el conocimiento de que la migraña ataca más en la mediana edad y que es más habitual en mujeres que en hombres, y en las personas que tienen menos ingresos.

Un primer estudio estratificado en el paradigma LGTB

Para Lipton resulta interesante que los grupos LGB y mayormente heterosexual sean tan similares. También dice que es posible que el grupo “mayormente hetero” tenga el mismo estrés que el grupo de gays, lesbianas y bisexuales.

Si bien está de acuerdo en que la teoría del estrés de las minorías sexuales es una explicación plausible, enfatiza que las observaciones del estudio hasta ahora “no están probadas”.
Para obtener pruebas más concretas, Lipton, mediría el estrés de las minorías sexuales y [luego] habrá que ver si predice la prevalencia en el grupo LGTB.

Cuéntanos, ¿a ti te ha pasado? ¿Sufres migrañas?