The World to Come es una película que se basa en la novela homónima que escribió Jim Shepard. Y de esta peli te voy a hablar ahora, por si no la conoces.

Cuenta la vida de dos mujeres cuyos esposos son granjeros y las hacen muy infelices, ya que se limitan a tratarlas como si fueran sus criadas. Además, una de ellas, Abigail, ha perdido a su hijo y su único objetivo en la vida es atender a su marido Dyer. Por otro lado, su vecina Tallie es una mujer que se siente libre, pero que está bajo la “autoridad” de un hombre que no solo es controlador, sino también muy vengativo.

The World to Come, la relación que se establece entre las dos mujeres

En esta situación, The World To Come muestra cómo allá por 1856 estas dos mujeres se conocen y sus vidas quedan entrelazadas sin que ellas mismas sepan por qué. En cuanto se conocen, inmediatamente sienten una atracción mutua en la que la pasión aparece pronto. Además, comienzan una relación sexual y sentimental que les permite llenar el vacío que tienen en sus vidas.

¿Quién es Abigail?

Según la actriz que interpreta a Abigail, Katherine Waterston, el personaje al que da vida la atrajo inmediatamente. Abigail es una mujer compleja y con una gran fuerza, al mismo tiempo que con una gran cantidad de conflictos y complejos alimentados por su marido. También es una persona reservada que no permite que nadie vea cuáles son sus sentimientos reales, y de la que a lo largo de la película vamos conociendo sus pensamientos, escritos en un diario y leídos con una voz en off.

Encarnar a este personaje fue algo difícil para la actriz. Según afirma, la tensión que siente Abigail es algo que le costó reflejar, ya que es alguien con mucho dentro que compartir y está en pleno proceso de aprendizaje para poder hacerlo.

La química con Vanessa Kirby

Vanessa Kirby es la otra protagonista de The World to Come, quien da vida a Tallie, con quien Waterstone tuvo una química espectacular desde el inicio. Y eso es lago que se aprecia a lo largo de toda la película.

Sin embargo, para ambas protagonistas fue complicado prepararse los papeles, ya que a la dificultad de interpretar a lesbianas se añade la de encontrar a lesbianas victorianas. Para ello, ambas actrices se empaparon de los diarios de la conocida Anne Lister.

Además de la química existente entre las dos actrices, trabajaron juntas para que sus personajes se fuesen desarrollando al mismo tiempo, algo que se ve perfectamente en el resultado final de la película. Al hablar la una de la otra, se deshacen en halagos hacia el trabajo de la otra, pero también hacia la historia y al trabajo de los guionistas.

La verdad es que yo me espero otro drama victoriano lésbico, pero bueno, igual nos sorprende. Es cierto que la crítica pone la peli bastante bien, pero yo soy un poco escéptica. En fin…

¿La has visto? ¿Qué te ha parecido?