L es de lesbiana, la primera letra de la sigla LGBTQ. Aunque hoy en día no se piense en la definición, tiene una historia bastante singular en comparación con las otras letras. La palabra “lesbiana” significa literalmente “de la isla de Lesbos”, del mismo modo que australiano significa “de Australia”. Así es como se convirtió en el término para una mujer homosexual.

El origen de la palabra “lesbiana”: Lesbos

La hermosa isla griega de Lesbos, rica en flora y fauna y en sus famosos olivares, está situada en el noreste del mar Egeo (se escribe “levos” en griego y suele llamarse Mitilene, por su capital) y tiene una población de unos 100.000 habitantes.

Lesbos está impregnada de la historia de la antigua Grecia: se menciona en las epopeyas homéricas, La Ilíada y La Odisea, y era conocida como lugar de cultura en la antigüedad. La isla fue el hogar de la famosa poetisa Safo en el año 600 a.C., considerada una de las mayores poetas líricas de la época. Escribió poesía erótica sobre el amor a las mujeres y su belleza.

¿Qué sabemos hoy en día sobre la poetisa Safo?

Hoy en día se sabe muy poco sobre la vida de Safo y gran parte de su obra se ha perdido o destruido, algunos creen que a propósito. En el mundo de la antigua Grecia, cuando se escribió la poesía de Safo, la homosexualidad no se consideraba inmoral o incorrecta, pero a principios del siglo XIX, cuando los clásicos se convirtieron en una disciplina formal, los estudiosos trataron de enderezar su obra insistiendo en que el amor de que hablaba por sus amigas era “inocente” y de ninguna manera “objetable, vulgarmente sensual e ilegal”, y su propia sexualidad ha sido a menudo debatida.

Pero independientemente de esto, la identificación moderna de Safo con la homosexualidad femenina y con la palabra “lesbiana” es muy fuerte. Las palabras “sáfico” y “lesbiana” se derivan de su nombre y de su isla natal, se ha utilizado como símbolo de protesta por la igualdad de derechos, y hoy en día el pueblo donde nació, Eros, se ha convertido en un destino popular para el turismo gay, con unos 3.000 – 4.000 visitantes cada verano. Este pequeño pueblo, de sólo 1.500 habitantes, cuenta ahora con tres bares para lesbianas. Tres más que Dublín.

¿Qué ocurre en la actualidad en la isla de Lesbos?

Aunque hoy en día la isla acepta a las visitantes lesbianas, no siempre ha sido así. En 2008, tres residentes de Lesbos presentaron una demanda ante los tribunales griegos para intentar prohibir el uso de la palabra “lesbiana” para describir a las mujeres homosexuales.

Pero el caso fue rechazado por el tribunal de Atenas y se pidió a las demandantes que pagaran las costas judiciales por valor de 230 euros. Vassilis Chirdaris, abogado de la Unión de Gays y Lesbianas de Grecia, declaró que era una buena noticia para las lesbianas de todo el mundo.

Como puedes ver, la palabra “lesbiana” crea desde siempre una gran polémica, y no nos viene mal a nosotras mismas saber cuál es su origen. Pero dime, ¿qué es lo que sabes tú sobre esta palabra?