La pansexualidad es una de las muchas orientaciones sexuales que se catalogan hoy día. Se comenzó a popularizar gracias a declaraciones de mujeres tan populares como Bella Thorne o Miley Cyrus. Ambas han afirmado que su atracción sexual y afectiva va más allá de si es chico o chica, más allá de su aspecto físico, su sexo o su identidad de género.

Diferencia con la bisexualidad


¿Qué diferencia hay con la bisexualidad? Según las corrientes de pensamiento más materialistas, ninguna, ya que en la esencia todos somos hombres o mujeres (a excepción de ese 0,5% de personas que nacen con rasgos intersexuales). Sin embargo el término pansexualidad define una orientación sexual que se caracteriza por la atracción independientemente de su sexo o género, que incluiría a personas no binarias, intersexuales o transgénero. La RAE recoge un término similar, “pansexualismo”. Este está descrito como: “tendencia a encontrar en toda conducta una motivación sexual”, que no tiene nada que ver con la orientación sexual. Esta ambigüedad en la definición hace que muchas personas pansexuales no sepan que lo son.

Si rebuscamos en la etimología del término, el prefijo ‘pan’ en griego significa ‘todos’. Por lo tanto, aplicado a una orientación sexual hace referencia a una atracción abierta. La pansexualidad está libre de roles de género y no se restringe al binomio ‘femenino-masculino’. Cuando Miley Cyrus se declaró pansexual, en 2015, la búsqueda de esta palabra en Google alcanzó el récord. Como decíamos, es una orientación que a menudo es confundida con la bisexualidad, aunque muchos aseguran que no tiene nada que ver. El prefijo ‘bi’ hace referencia al hecho de sentir atracción por los dos sexos, mientras que ‘pan’, como hemos visto, significa ‘todos’. Hay personas que se definen como bisexuales porque sienten que les gustan ambos sexos, o no tienen preferencia por ninguno en específico. Pero en realidad son pansexuales.

Pansexualidad y géneros no binarios


Aunque las personas por lo general están más familiarizadas con el concepto de ‘bisexualidad’, la pansexualidad es una orientación cada vez más visible. ¿Ha existido siempre? Probablemente, pero en los últimos tiempos se goza de una mayor libertad en cuestiones de expresión de género, por lo que es natural que surjan conceptos para definir las nuevas realidades sociales. Además identificarse sexualmente, aunque no es necesario, sí es un hecho crucial para la identidad del individuo. La pansexualidad llega de la mano de un nuevo pensamiento que rechaza las normas de género y las formas de identificación binarias de las personas. La atracción física y emocional se basa en ciertos tipos de personalidad, de inteligencia o de físico, independientemente de su genitalidad o expresión identitaria.

La pansexualidad tiene su propia bandera, y se compone de tres colores horizontales, azul (para representar lo masculino), rosa (para lo femenino) y amarillo (que representa lo no binario). Aunque gracias a algunas celebrities, el término se ha ido popularizando, ya se utilizaba en la década de los 70. Pero hubo que esperar hasta 1990 a que los géneros no binarios comenzasen a tener más visibilidad. Y, por lo tanto, también la pansexualidad como orientación sexual que incluye a este colectivo no binario.

¿Qué piensas tú de la pansexualidad y de la creación de cada vez más etiquetas? ¿Nos encasillan tantas definiciones? ¿O por el contrario, nos ayudan a ser más libres?