Nate Ethan Watson habla sobre la disforia y discriminación

Nate Ethan Watson, el primer rapero trans del Reino Unido, habla sobre la historia de su vida antes del Wolverhampton Pride 2019.

“No quiero ser un rapero trans, solo quiero ser un hombre”.

Nacido y criado en Wolverhampton, en Inglaterra, Nate Ethan Watson comenzó el tratamiento hormonal para hacer la transición de mujer a hombre hace poco más de un año.

Este tranquilo y amigable hombre de 34 años fue invitado al Victoria Derbyshire, actuó el año pasado en la celebración del Orgullo londinense y también ha colaborado en discos y actuaciones con bandas como Ministry of Sound, D Double E o músicos como Tim Westwood, todos muy conocidos en el Reino Unido. Y este rapero trans actuará este año en la fiesta del Orgullo Gay de su ciudad natal, Wolverhampton.

Una larga carrera en el rap

Con un largo recorrido en el mundo de la música rap, Nate ha lanzado cuatro álbumes como N’Chyx, antes de la transición, y más recientemente ha grabado un sencillo llamado “Like or or Not”, ya con su identidad masculina.

Nate se considera un hombre de muchos principios. No solamente es el primer rapero trans del Reino Unido, sino que fue un gran velocista en la universidad y, apenas hace un mes, se graduó en la Universidad de Wolverhampton con la máxima nota en la carrera de Salud Pública.

Nate ha pensado siempre en el cambio de sexo como su objetivo, para lo que ha recurrido a una página de crowdfunding confiando en que de esta forma conseguirá el dinero que necesita. Para él, se trata simplemente de hacer que su cuerpo esté en consonancia con su mente.

Para este rapero trans, “la cirugía es algo muy, muy grande porque es definitivo. No hay vuelta atrás. La mayor parte de mi disforia proviene de la parte superior de mi cuerpo, por lo que si hubiera podido hacerlo antes, lo habría hecho, pero hasta ahora no ha sido posible”.

Muchas barreras que vencer

La disforia de género es un problema para muchas personas que experimentan el desajuste entre su sexo biológico y su identidad de género. Y esto es lo que este rapero trans afirma sufrir. Igual que le ocurre a muchas personas al comenzar su transición, Nate perdió amigos y tuvo que soportar una fuerte discriminación.

A este respecto afirmaba a un diario británico que “solo tratas de vivir tu vida, pero luego tienes que hacer frente a todas estas barreras. La depresión no proviene de nosotros, que queremos comenzar la transición. La mayoría de las veces, proviene de otras personas que nos discriminan”.

La falta de profesionales de la salud capacitados en el tratamiento de la disforia ha tenido un impacto negativo en el tratamiento de transición de Nate, así como en su salud mental, y esto es algo que tienen que sufrir muchísimas personas en todo el mundo. Con frecuencia, la disforia se diagnostica de forma errónea como depresión y ansiedad.

Nate Ethan afirma que cuando al fin aceptó este problema, los médicos trataron de hacerle ver que podía ser una “lesbiana feliz”.

Tipos de novias lesbianas

Hay tantos tipos de novias lesbianas como mujeres existen, ya que el mundo gay es increíblemente diverso, a pesar de ser un menor porcentaje de la población. ¡En la diversidad está la perfección!

Tipos de novias lesbianas

Sin embargo podemos hacer una clasificación general de la clase de lesbianas con las que te vas a encontrar o con las que ya has salido. 

1. La deportista

Hasta que la conociste, no habías imaginado que una mujer podría ser tan ruda. En su entorno, a todas sus amigas les gustan los deportes, por lo que tendrás que asistir a entrenamientos, partidos y competiciones varias. Haga frío, calor, sol o lluvia. Es su vida, su mundo y lo quiere compartir contigo. Vas a aprender un montón de conceptos deportivos que desconocías. Esta chica tiene decisión y energía de sobra por lo que es más que probable que en la cama sea espectacular. Y está en forma así que no te dará descanso. Pero a veces sucede que salir con una futbolista implica salir con el resto del equipo, ya que suelen estar muy unidas a sus compañeras. 

2. La que no lo parece

También se las llama “lipstick lesbians”. Femenina, atractiva, resultan, a la moda y fotogénica. Vaya, el sueño de lesbianas, bisexuales y hombres hetero. Es tan hermosa que quedarás subyugada. Ella querrá renovar todo tu armario y darle una vuelta a tu estilo para ayudarte a verte un poco más glamurosa y podáis lucir como una pareja guapa y envidiable. El sexo es increíble, sobre todo para ellas. Son estrellitas de mar, pasivas que te dejan a ti todo el trabajo. A veces incluso te preguntas si de verdad son lesbianas, o si no le gustas lo suficiente. Al final resulta aburrido.

3. La que sigue en el armario

Al fin os habéis encontrado, es un regalo del destino. Sois, la una para la otra, todo lo que buscabais en una pareja. Ni siquiera te importa tener fingir que sois amigas frente a su familia y colegas, o esconderos para besaros. Lo peor de esto no es solo que ella esté en el armario, sino que te obliga a ti también a volver a entrar. Otra cosa que puede pasar es que tengas que observar cómo los hombres tratan de seducirla o que alguien os descubra y ella niegue vuestra relación. Este es uno de los tipos de novias lesbianas que probablemente no dure mucho. 

4. La hetero

Liarse con una mujer heterosexual es un error que traerá consecuencias dolorosas. Pero el amor es ciego, como reza el dicho. Te autoengañas y piensas que tal vez no sabía que le atraían las mujeres, quizá se está replanteando su sexualidad. Ella te dice que nunca le había pasado esto, que eres la única mujer por la que ha sentido algo parecido. Y te dejas llevar, te enamoras y comienzas a planificar un futuro juntas. Pero un día llega un hombre a su vida y te deja con el corazón roto. 

5. La bollera consagrada

Se mueve por el ambiente LGTB como pez en el agua, se conoce todos los garitos y ha desarrollado unas técnicas de seducción completamente irresistible. Te lo enseñará todo sobre el sexo, te llevará a los mejores locales y te presentará a las lesbianas más populares de la ciudad. Tu vida social nunca será tan intensa. Tu estás encantada de la vida, disfrutando a tope de esta relación hasta que ella se aburre de ti y se fija en una nueva chica. Es una coleccionista de amantes. 

6. Tu mejor amiga

Hay quien dice que el amor de tu vida está delante de ti, pero no has sido capaz de verlo. Y ahí está tu amiga que te aguante en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad. Os entendéis y os conocéis mejor que nadie, compartís aficiones, sentido del humor y os sentís plenamente cómodas en la compañía de la otra. Incluso la gente comienza a asociaros y si vas sola te preguntarán por ella y viceversa. Entonces piensas, ¿y si fuera ella? El problema es que el sexo comienza a complicar las cosas y la amistad puede ponerse en peligro. Al final decidiréis volver a la amistad para mantener vuestra relación. 

Mary Wings solo quería un orgasmo cuando creó el primer cómic lésbico

Poco después de su publicación en 1973, se podía encontrar el mic lésbico “Come Out Comix” en los baños de la mayoría de las lesbianas en San Francisco.

Mary Wings sabía que le gustaban las mujeres mucho antes de conocer la palabra lesbiana. Cuando finalmente aprendió la palabra a los 21 años, su primer pensamiento fue lo gracioso que sonaba. No podía dejar de decirlo una y otra vez, jugando con él y sus diversas rimas, dejando que los sonidos saliera de su boca en todo momento.

Pero una vez que Wings realmente entendió que las lesbianas, y aún más, las comunidades de lesbianas, existían, supo que quería entrar. “Era como estar en un túnel de viento gigante y simplemente entré“, dijo Wings, de 69 años y con sede en San Francisco, al Huffington Post.

La creación del primer cómic lésbico

Wings creó su cómic lésbico “Come Out Comix” en 1973, y el ilustrador Justin Hall, autor de No Straight Lines: Four Decades of Queer Comics, lo describió como el primer cómic literario, queer, creado por y para gente queer.

Estéticamente hablando, tanto Hall como Wings admitieron que el cómic era muy crudo. Contaba en burbujas de pensamiento y dibujos llenos de rayitas cruzadas, mo Wings salió del armario como lesbiana, encontró una comunidad y su primer amor lésbico. Sin embargo, su franqueza sin complejos y generosidad emocional hicieron del mic lésbico un clásico al instante.

Muy poco tiempo después, todas las lesbianas de San Francisco tenían una copia en su casa.

A Wings le encantaba saber que las chicas lo leían en el baño, pues pensaba que era un tipo de literatura no apto para todos los espacios ni lugares.

Estandarte del movimiento underground

El movimiento del cómic underground en los Estados Unidos surgió en la década de 1960. Surgió como reacción a la Autoridad del Código de Comics, un esfuerzo de censura organizado en 1954 por la Comics Magazine Association of America para evitar la regulación gubernamental de un género cada vez más controvertido. El CCA impuso limitaciones draconianas a los cómics vendidos en tiendas de cómics afiliadas, limitando la representación de insinuaciones sexuales, violencia y blasfemias.

Y así, un movimiento de mic clandestino se desligó de la parte profana de la industria en las tiendas de cabecera y en las calles, trayendo consigo historias llenas de sexo, drogas y cosas raras. Dirigido por personas como Robert Crumb (el esposo de Kominsky-Crumb) y Trina Robbins, el movimiento evitó la censura de todo tipo y reformuló el medio como un espacio para explorar los temas más tabú.

Sin embargo, a pesar del espíritu desenfrenado del cómic underground, las voces más fuertes seguían siendo a menudo rectas, blancas y masculinas. Los temas prohibidos que exploraban generalmente involucraban fantasías masculinas desagradables llenas de misoginia. Los cómics feministas y raros, como la propia Wings, finalmente se abrieron paso. En el ámbito de los cómics, los artistas no necesitaban mucho más que voluntad, lápiz y papel para hacerlo. Sin lugar a dudas, esfuerzos por hacernos más visibles se han producido en todas las épocas. Lo que está claro es que gracias a artistas como Wings hoy podemos disfrutar de la libertad que tenemos.

Ejecución pública de homosexuales

Irán ha afirmado que el país tiene derecho a la ejecución pública de homosexuales. Por “valores sociales” según el Gobierno. En el exterior del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores, en Berlín, varios activistas escenificaron un ahorcamiento como forma de protesta.

Ejecución pública de homosexuales en Irán

En la capital iraní, Teherán, el reportero del periódico alemán Bild se entrevistó con Mohammad Javad Zarif, el Ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán. Este reiteró el firme propósito de ejecutar a homosexuales como forma de mantener la ley del país. Así mismo manifestó su oposición a Estados Unidos e Israel.  

Paul Ronzheimer, el reportero mencionado, hizo una publicación en Twitter donde exponía dos preguntas directamente a Zarif. Una hacía referencia al derecho de existir del país israelí y la otra sobre la forma de gestionar las ejecuciones de personas gays. La respuesta de Zarif, según el propio Ronzheimer fue que el problema de todo eran las agresivas políticas de Israel y Estados Unidos. 

En referencia al asesinato público de homosexuales en Irán, el Ministro afirmó que la sociedad iraní tiene unos firmes principios morales y que la población vive en sintonía con esos principios.  Y que se trata de principios que regulan el comportamiento de todas las personas. Es por eso que para mantener la ley, hay que obedecer esos principios morales. 

Violación de la Declaración de Derechos Humanos

El embajador de EEUU en Alemania, Richard Grenell, expresó en el Jerusalem Post que las actuaciones del régimen iraní viola los principios básicos de “La Declaración de Derechos Humanos de la ONU” y que cualquier miembro de la Organización de las Naciones Unidas deben cumplir con la Declaración. La criminalización de la homosexualidad viola los principios de esta declaración de derechos humanos.

También expresó su opinión Volker Beck, activista LGBT y miembro del partido verde alemán. Dijo que Zarif ha dejado claro que la política que Irán defiende es un absoluto desprecio por los derechos humanos, concretamente con los de las mujeres, los homosexuales y las minorías religiosas.  Añadió también que aquellos que apoyan a los mulás (expertos versados en la ley islámica), saben exactamente lo que ellos representan y lo que promueven. De hecho, los islamistas y los estudiosos de Teherán, consideran como un principio moral, el apedreamiento y el ahorcamiento de homosexuales. 

Hasta 6.000 ejecuciones

En enero, El Jerusalem Post informaba que el régimen islámico de Irán había ahorcado públicamente a un hombre, acogiéndose a la ley islámica anti-homosexual. Ocurrió el 10 de enero, en el suroeste del país, en la ciudad de Kazeroon. La identidad del hombre no trascendió a los medios. 

En 2008 según el envío de un WikiLeaks, se estimaba que el régimen de los mulás iraníes habían ejecutado, desde la Revolución Islámica de 1979, entre 4.000 y 6.000 personas homosexuales, hombres y mujeres.  En 2016 también salió a la luz la ejecución de un adolescente gay, destacando como la primera de una persona condenada de edad joven en la República Islámica. Este chico se llamaba Hassan Afshar y tenía 19 años. Murió ahorcado en la prisión de Markazi, condenado por practicar sexo anal con hombres.

En enero, el ahorcamiento público de homosexuales adquirió visibilidad a nivel mundial a causa de un anuncio realizado por el presidente de Estados Unidos en el que proponía una campaña para terminar con la criminalización de la homosexualidad en todo el mundo.  

“The L Word”: representa el deseo lésbico en la pantalla en una nueva época

Recientemente, las redes sociales ardían con noticias del regreso de la serie The L Word, la serie de lesbianas que se emitió con mucho éxito entre 2004 y 2009.

Y es que un tweet de una de las protagonistas originales the The L Word, Jennifer Beals, publicado el 11 de julio de 2017 inició toda esta expectación: “Está hecho. Piensa más en gritos rebeldes que en empezar de nuevo”. Pero también contribuyeron las publicaciones que confirmaron las noticias de otros miembros del elenco y la directora original de la serie, Ilene Chalken. Declaró para la revista Diva que “esto no es un simulacro. Repito, esto no es un simulacro”.

¿Qué será la nueva The L Word?

Está claro que se han producido muchos cambios culturales han preguntado en todos estos años, y eso nos hace preguntarnos cómo sería la nueva serie. ¿Abordaría esos cambios, como por ejemplo el auge de las personas no binarias, la transexualidad y esa derecha ultraconservadora y religiosa que campa a sus anchas en Estados Unidos?

Según parece, la serie contará con algunas de las actrices de la serie original como Jennifer Beals, Kate Moennig y Leisha Hailey, que también serán productoras ejecutivas junto con Chaiken, que aporta la fuerza creativa detrás de la serie.

The L Word presentó en su momento una serie de novedades representativas que otras series de televisión como Orange is the New Black y Sense8 han seguido. Digamos que allanó el camino para la aparición de lesbianas y gays en las pantallas, y a diferencia de las que han venido detrás, esta se centraba en la vida de un grupo de amigas lesbianas.

Modelos positivos a seguir

Entonces, ¿qué fue The L Word y por qué fue tan importante para la comunidad lesbiana? La serie mostrabalas vidas, los amores y los dramas diarios de un grupo de lesbianas que viven en West Hollywood. Las protagonistas eran mujeres elegantes, sexys y exitosas que trabajaban y vivían su vida con normalidad.

La pandilla de The L Word tenía privilegios que no todas tenemos: todos trabajaban de una forma u otra en las industrias creativa o de entretenimiento y ocio. Como tal, ofrecieron nuevos modelos a lesbianas de todo el mundo que carecían de una imagen positiva o atractiva. Devorábamos con entusiasmo estas historias que nadie había contado antes y que resonaron en nuestras vidas o en la que deseamos.

Las chicas eran humanas, para nada perfectas, pero también eran guapas, cálidas y divertidas. Era una serie sobre la comunidad, la aceptación, las mujeres, el poder de la amistad y una familia elegida. También trataba el deseo y el amor, con escenas muy eróticas realizadas por un equipo femenino de escritoras y productoras nunca antes vistos fuera del porno masculino.

Las críticas a la serie por complacer al deseo masculino de ver “acción chica a chica” no fueron capaces de entender que las escenas de sexo se enmarcaban desde un punto de vista femenino, y que las lesbianas tenemos derecho a nuestra propia erótica visual a través del medio de un drama de calidad.

¿La vas a ver cuando la estrenen?