Primer hotel LGTB en Cuba

Cuba abrirá un hotel LGTB para este verano, pero no un hotel cualquiera, sino un 5 Estrellas Plus. Playa Playuela es el lugar escogido para este establecimiento turístico dedicado a la comunidad LGTB.

Cuba se abre al turismo LGTB con su primer hotel LGTB

Con este hotel de 248 habitaciones, 5 restaurantes, 3 bares y otras instalaciones de lujo, Cuba inaugura su primer hotel LGTB. El hotel pertenece a Muthu Hotels & Resorts, una compañía fundada en 1963 por M.G. Muthu. Este emprendedor hindú hecho a sí mismo, tiene hoteles repartidos por medio mundo, y éste será su cuarto hotel en Cuba.

Bajo el acertado nombre de Gran Muthu Rainbow Hotel, se abrirán las puertas de este lujoso establecimiento en un lugar privilegiado cercano a Cayo Guillermo. Según palabras de M.G. Muthu, su grupo apuesta por la diversificación de producto y por la diversidad. Sea como fuere, que un señor de origen hindú abra un hotel LGTB en Cuba, es de aplaudir.

La India penalizaba con la muerte las relaciones entre personas del mismo sexo hasta hace poco. En cambio Cuba fue pionera en legalizar la homosexualidad en 1979. Sin ir más lejos, dentro de los estatutos militares del Partido Comunista de Cuba se contempla la obligación de no discriminar por motivos de orientación sexual. Pero no todo ha sido siempre tan idílico en Cuba.

Situación de la comunidad LGTB en Cuba

Aunque este país es abierto con la comunidad LGTB, las leyes aún no han reconocido las uniones civiles ni las familias homoparentales. Esas mismas leyes, eso sí, protegen contra la discriminación por orientación sexual. No olvidemos que durante la Cuba revolucionaria, la homosexualidad estaba prohibida.

Durante los años ochenta se expulsó del país a una gran cantidad de homosexuales. Otros en cambio, se fueron voluntariamente, a este fenómeno se le llamó el éxodo de Mariel. Durante este éxodo, miles de cubanos homosexuales abandonaron el país en masa desde el puerto de Mariel.

Por otro lado, La Asociación Cubana de Gays y Lesbianas que se fundó en 1994, fue cerrada por el gobierno en 1997. A día de hoy, no existe ninguna asociación como tal, pero sí que se promueven actos LGTB por todo el país. Pequeños grupos de personas organizan periódicamente fiestas y eventos por la diversidad sexual.

A partir de finales de los 90, fue cuando Cuba empezó a desradicalizarse en relación con la homosexualidad. No obstante, la completa aceptación no se produjo hasta el 2010, cuando se empezaron a aprobar leyes contra la discriminación del colectivo. Mucho de estos avances se lo deben los cubanos a la activista Mariela Castro. La sexóloga y política, es directora del CENESEX (Centro Nacional de Educación Sexual).

Por su parte, las personas trans cuentan desde 2005 con medidas de atención y políticas de protección. Desde 2008 en Cuba las cirugías de reasignación de sexo las cubre la Seguridad Social, aunque aún falta regular los procesos legales para los documentos de identidad. Un ejemplo de la visibilidad trans en el país, es Adela Hernández, primera mujer transexual elegida concejala en Caibarién.

Desde aquí celebramos los avances en Cuba en relación al colectivo LGTB y por supuesto la apertura de este hotel, independientemente de que sea por afán lucrativo. El objetivo, es que la visibilidad sea una constante, más en países tradicionalmente homófobos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *