En el anterior episodio de “Tierra de Lobos” dejamos a Isabel atrapada en el convento y sufriendo las mil y una torturas de manos de las monjas que la mantienen prisionera y vigilada constantemente. Afortunadamente Almudena y Nieves acudieron a verla y supieron leer entre líneas. Isabel les pidió ayuda -en clave, eso sí – y en el episodio de ayer ambas acudieron al rescate de su hermana.  El plan no fue muy brillante y se torció a la primera de cambio pero, por suerte, Cristina también se había infiltrado en el convento y les echó un cable. Ahora Isabel y Cristina son fugitivas en tierra de lobos… y no sabemos cuánto aguantarán, porque desgracaiadamente el de ayer era el penúltimo cápítulo de la temporada…