Pues sí. Me he propuesto llamar vuestra atención con esta noticia sobre el lesbianismo. Nuestro lesbianismo. Y ahora que lo he conseguido os cuento de qué va la historia. ¿Es o no tremendo?

Esto es lo que nos dice un científico que, al parecer, ha conseguido su objetivo de averiguar cómo encajamos nosotras y nuestro maravilloso lesbianismo en la teoría de la Evolución. Ya os adelanto que no os van a gustar las conclusiones.

El lesbianismo y la homosexualidad en la ciencia

A pequeños pasos, la creencia de que el ser homosexual se lleva en nuestros genes es algo que se ha ido aceptando entre la comunidad científica. No obstante, aún hay muchas personas que adoptar el lesbianismo o ser gay es algo que se escoge, y que claro, se puede curar, como vimos en una noticia muy reciente. Desde los 90 se han generado estudios que muestran cómo la atracción entre chicas o chicos es más habitual en personas que comparten la línea que proporciona la madre. Lo que nos dicen esos estudios es que la biología nos hace más proclives al lesbianismo, aunque no es cien por cien determinante. Pero con este estudio, parece que vamos a tener que sacar otra vez el hacha.

¿Y la evolución?

Según afirma este estudio de la Universidad de Nicosia, hay una paradoja importante en todo esto. Las lesbianas tienen menos hijos que sus congéneres heteros, así que nuestro lesbianismo viene determinado por las preferencias de la forma de reproducirse de los hombres.

El estudio se publicó en la revista para científicos ‘Personality and Individual Differences‘, y en él se afirma que somos lesbianas porque los hombres desean tener una compañera adecuada, y esa conclusión se basa en que es hereditario. (??????)

Como el lesbianismo no lleva a tener hijos, es fácil pensar que los genes “lesbianos” podrían desaparecer del organismo. (¿Nos vamos a extinguir?) Eso es lo que dice el principal responsable del estudio, Menelaos Apostolou, que afirma que seguimos con los genes lesbianos porque los hombres “los han elegido” haciendo una selección de sexualidad. O sea, que las lesbianas existimos porque excitamos al hombre.

Según parece, la atracción entre mujeres está causada porque los hombres quieren transmitir sus genes, que es algo que les interesa muchísimo. Para explicarlo, Apostolou dice que el hecho de estar con una mujer que tiene relaciones con otras lesbianas proporciona al hombre la seguridad de ser el padre de sus hijos. ¿El motivo?, que la mujer no se acuesta con otros hombres.

Es un poco rebuscado, ¿no? Pero la cosa sigue…

Y lo mejor es que en el estudio solo participan heteros

Como lo oyes. Sin lesbianas. El estudio se hizo con una encuesta a 1.509 personas hetero. Según los datos conseguidos, la mitad de los hombres se excitan si sus parejas mujeres sienten deseos hacia otras mujeres.

Por otro lado, un 30% de hombres que no rechazan relaciones puntuales, desean una pareja con una relación lesbiana.

Resumiendo, que el hombre es el origen de nuestro lesbianismo. ¿Qué os parece, chicas?