Greta Garbo, Marlene Dietrich, Joan Crawford, e incluso se dice que Ava Gardner, celebraban discretas reuniones privadas. En ellas disfrutaban de su sexualidad sin arriesgar sus carreras. El Círculo de Costura era el recatado nombre de sus encuentros.

Muchas de las actrices legendarias de Hollywood eran lesbianas o bisexuales de forma más o menos abierta. En los primeros años del cine, esto no suponía un gran problema para los productores ni hacía peligrar sus carreras. Incluso era común ver escenas homosexuales en la gran pantalla.

En los años 30, todo cambió con el código Hays. La libertad sexual sufrió una importante involución con esta forma de censura que determinaba qué era lo que se podía ver y lo que no en el cine. El modo de hacer cine en Estados Unidos cambió. Se hizo mucho más cerrado y mojigato. De hecho, las películas europeas rara vez superaban la censura del código Hays.

 

Lo peor de todo es que, además de censurar lo que se veía en las pantallas, también la vida personal de actores y actrices se vio afectada. Las productoras no querían saber nada una actriz de la que se sospechase que era lesbiana ni de ningún actor gay. Actores y actrices homosexuales tuvieron que volver al armario y permanecer allí mucho tiempo.

Como lo importante era cuidar las formas de cara al público, lesbianas y bisexuales de la meca del cine comenzaron a organizar fiestas privadas para vivir su vida lejos de miradas indiscretas. Así surgió el Círculo de Costura, un club con un nombre que no podía ser más inocente.

Lo que nació como una ingeniosa forma de encubrir los encuentros lésbicos terminó siendo un secreto a voces en el mundillo del cine. El concepto Círculo de Costura se acabó convirtiendo en la forma de referirse a lesbianas y bisexuales de Hollywood.

Famosas que frecuentaban el Círculo de Costura

La discreción con la que se vivió el lesbianismo en aquellos años hace muy difícil conocer con certeza la orientación sexual de las actrices de la época y quiénes eran asiduas al Círculo de Costura. Se sabe que la actriz mexicana Dolores del Río organizaba muchas de estas reuniones, a las que asistían Barbara Stanwick, Tallulah Bankhead, Greta Garbo y, por supuesto, Marlene Dietrich.

También frecuentaba el Círculo de Costura la escritora Mercedes de Acosta, que antes de unirse a Greta Garbo, conquistó a un buen número de famosas, como Isadora Duncan, Alla Nazimova, Eva La Gallienne, Pola Negri, Ona Munson o Janet Flanner.

El paso de Ava Gardner por el Círculo de Costura

La diosa de las diosas, el animal más bello del mundo, Ava Gardner al parecer también asistía a las reuniones del Círculo de Lectura. Ella, que era tan hetero de cara a la galería, que admiraba a los toreros españoles por su masculinidad.

Lo cierto es que eran tiempos difíciles para ser lesbiana o bisexual y quien más, quien menos, trataba de maquillar su vida. Muchas actrices (y también actores) de la época organizaban bodas de conveniencia para tapar bocas cuando los rumores sobre su homosexualidad comenzaban a extenderse. Estos matrimonios, conocidos como “bodas lila”, eran el escudo de protección para salvar sus carreras cinematográficas.

Casi un siglo más tarde, ¿qué famosas crees que están aún en el armario?