Whitney Houston tuvo una novia, ¿cómo te quedas? Pues sí. Tenía una amiga muy cercana llamada Robyn Crawford. También fue su asistente y su apoyo durante muchos años de su carrera musical. Siempre se dio por sentado que era buenas amigas, pero también circulaban rumores que insinuaban que podría haber algo más. Una especulación que nadie confirmó.

Whitney Houston tuvo una novia

El que fuera el marido de la cantante, Bobby Brown, no dejó de mencionar en su biografía la bisexualidad de Whitney. Pero no ha sido hasta ahora que la propia Crawford ha decidido hablar para desvelar que efectivamente la cantante y ella tuvieron una relación en los primeros años de la década de los 80. 

Esta información se encuentra recopilada en el libro que acaba de publicar Robyn Crawford unas memorias dedicadas a la cantante, que se titula: “A song for you: My life with Whitney Houston“. ¿Cuál es la excusa para hablar de todo esto ahora? Según ella, sintió que debía defender públicamente la amistad de ambas y compartir con el mundo a la persona detrás de una maravillosa voz y una increíble talento.  El dinero, si eso, no tiene nada que ver. Pero bueno, ese no es el tema que nos interesa. Sigamos con la historia de esta pareja.

En una entrevista que dio a la revista People, Crawford contaba que se conocieron en 1980, siendo adolescentes, ella tenía 19 y Whitney solo 17. Se encontraban en un campamento de verano en Nueva Jersey y en esos días Robyn le prometió a su amiga que iba a cuidarla.

Prejuicios y presiones

Asegura que ambas querían estar juntas pero su relación acabó después de que la artista firmó su contrato discográfico con Clive Davis de la compañía Arista. Whitney siempre tuvo claro que aquello tendría un final y en 1982 rompió con su amiga por temor a la opinión pública y a lo difícil que podría ser la vida de las dos, tanto si lo mantenían oculto como si se mostraban con naturalidad.

Recordemos que eran los 80, una época muy diferente a la actual. No olvidemos que hasta 1990 la homosexualidad no fue descatalogada por la OMS como enfermedad mental. Por otro lado, la madre de la cantante también la presionó con sus prejuicios. Le decía que no era normal que dos mujeres tuviesen una relación tan cercana (y eso que no sabría ni la mitad). Whitney Houston tuvo una novia pero su relación no fructificó por cuestiones homofóbicas.

A pesar de todo, como explica Crawford en su libro, su relación fue mucho más allá de una relación temporal de pareja, y se prolongó hasta el final de la vida de la cantante. Aunque no estuvieron juntas como novias, mantuvieron un contacto estrecho y una amistad incondicional e irrompible. Ambas se amaban y confiaban en el amor de la otra y se apoyaban mutuamente en lo bueno y en lo malo. Crawford contaba a la revista People que con su autobiografía pretende dejar un legado para que se reconozca a la artista en todas sus dimensiones, y aumentar el respeto hacia su recuerdo.