Si valoras la amistad con una lesbiana, hay cosas que jamás debes hacer. Y una de esas cosas es de la que vamos a hablar hoy en este artículo.

No le digas a una lesbiana jamás cosas que sabes, de antemano, que le van a fastidiar muchísimo. ¿Estás con las orejas bien abiertas? Pues atención, personas humanas, vamos allá.

Por tu bien, no le digas a una lesbiana nunca estas cosas

A ver, que si lo piensas bien, son cosas de sentido común que podrían molestar a cualquier persona, sea o no lesbiana, pero la cosa es que no hay mucha gente con sentido común en nuestros días, así que, sí, hay que recordarlas continuamente. Además, te vamos a dar razones por las que resulta tan ofensivo. ¿Listos?

Nunca le digas a una lesbiana ¿quién es el hombre de las dos?

Bueno, bueno, bueno… Empezamos fuerte… Esto es, sin duda, el clásico entre los clásicos de cosas que las lesbianas tenemos que escuchar contínuamente.

Es algo extremadamente simple: nunca le digas a una lesbiana esto porque ninguna de nosotras somos hombres. Lo mejor es dejar de pensar con esos estándares rígidos y anticuados de género que dicen que una mujer no puede existir sin un hombre.

¿Cómo tenéis sexo?

Otro clásico de las charlas entre heteros y lesbianas. A pesar de que esta pregunta es muy intrusiva y ofensiva (sí, chicos, lo es) nos lo preguntan contínuamente. Yo creo que lo que confunde a los chicos es que en una relación lesbiana no hay penes. Si de verdad queréis saberlo, basta con echar un vistazo a algún artículo interesante en Google. Y he dicho interesante…

¿Te has acostado con algún hombre?

Y seguimos con el top 10 de las preguntas ofensivas… Pues mira, algunas sí nos hemos acostado con hombres, y algunas de nosotras no. ¿Acaso importa eso? Chicos, ¿vosotros os habéis acostado con algún hombre? Pues eso.

No le digas a una lesbiana: ¿cómo sabes que lo eres sin acostarte con hombres?

Que sí, que ya sabemos que hay mucha gente que necesita probar para conocer o no su “lesbianidad“.

La cosa es la siguiente: ¿cómo sabe un hetero, sea él o ella, que lo es sin acostarse con alguien de su mismo sexo? Pues esto es exactamente igual.

¿Ella es tu amiga?

Madre del amor hermoso, no le digas a una lesbiana esto. Es el colmo de la fanfarronería hetero. Además, no es mi amiga, es mi mujer, mi rollo… mi lo que me dé la gana. Eh, que ya nos podemos casar desde hace mucho…

Y si es mi mujer, no me refiero a ella como mi pareja. Es mi mujer.

No pareces lesbiana

Qué se le va a hacer, tú no pareces inteligente. ¿Qué aspecto tiene una lesbiana? ¿Mitad dragón y mitad mujer? No, simplemente parecemos personas. Por supuesto, lo que esto realmente significa es: “No pareces una marimacho”.

Cada una somos diferentes de otras, y si no quieres una respuesta desagradable para ti, no le digas a una lesbiana esto. Es un buen consejo.

¿Qué otras cosas no deberías decirle a una lesbiana? Cuéntanoslo.