Aquí tenéis el lesbibeso que la semana pasada conmocionó a Corea del Sur. Se trata nada más y nada menos que del primer beso lésbico que se veía en la pequeña pantalla en ese país. Concretamente, fue en la serie de adolescentes “Seonam Girls High School Investigators” y no dejó a nadie indiferente.

primer beso lesbico en la television coreana

Esta es la escena de “Seonam Girls High School Investigators” en la que dos chicas se besan.

Aunque la homosexualidad no es ilegal en Corea del Sur, ha generado tal ola de protestas entre los sectores más conservadores que la Comisión de Comunicaciones del país se ha planteado incluso abrir una investigación.

Curiosamente —como apuntan en un artículo de La Vanguardia— tan solo unos días antes, también se había podido ver el primer beso gay entre dos de los protagonistas de la serie televisiva “Kill me, heal me”. Sin embargo —como suele suceder en estos casos—, el escándalo no estalló hasta que fueron dos chicas las que lo hicieron. ¿Todavía no se han enterado de que las lesbianas también existimos?

primer beso lesbico en la television coreana

Entre lágrimas, las dos protagonistas se dan un tierno beso que dura casi un minuto de reloj.

Según la cadena de televisión, introdujeron este tema en la serie a petición de estudiantes homosexuales que les habían pedido que hicieran algo para ayudarles a superar el trato injusto que sufren en la escuela por su orientación sexual”.

Y es que “Seonam Girls High School Investigators” es una serie que gira en torno a cinco estudiantes de secundaria que actúan como investigadoras y resuelven los problemas de la educación privada, el aborto, el acoso de pandillas y otros problemas en el sistema educativo de Corea. Y con un posicionamiento como este, la normalización de la homosexualidad es un tema que, lógicamente, no podía faltar.

primer beso lesbico en la television coreana

Cartel de la serie “Seonam Girls High School Investigators”.

Nosotras no podemos hacer otra cosa que aplaudir su iniciativa. Y aquí os dejamos con el vídeo de la escena del beso en cuestión. Un enternecedor beso que dura casi un minuto de reloj. ¡Muuuuuuá!