Se ha hecho mucho en los últimos años mucho hincapié en la necesidad de apoyar, elevar y financiar, a más mujeres cineastas, pero, ¿y el cine lésbico? Mola y anima mucho ver a una mujer dirigiendo una película de Marvel, pero ¿cuál fue la última gran comedia romántica de lesbianas? Y lo que es más importante, ¿cuál será la próxima?

Como en la lucha por la liberación queer, las lesbianas, y el cine lésbico, siempre surgen en el último momento. Ese es uno de los muchos temas que trata el documental “Dykes, Camera, Action!”, que ofrece una visión de la historia del cine lésbico. Además, demuestra que ningún título de peli es tan pegadizo como los que hacemos las lesbianas.

Una visión del cine lésbico

Este documental dura unos 60 minutos, y, básicamente, viene a mostrar que ha habido muchas lesbianas directoras. Aunque la historia del cine lésbico ya se ha contado más profundamente (The cellulloid closet, 1995), viene bien tener un documental acerca de este tema hecho por lesbianas.

“Dykes, Cámara, Acción!” está dirigida por Caroline Berlier, y si eres aficionada a ver pelis de lesbianas, seguro que muchas de las personas que intervienen te van a sonar. Entre las caras que vas a ver están Rose Troche, de la película Go Fish, Desiree Akhavan, de Comportamiento Inapropiado o Cheryl Dunye, de The Watermelon Woman.

Barbara Hammer, una de las caras principales

Pues sí, una de las participantes principales en esta historia del cine lésbico es Barbara Hammer, que falleció por cáncer de ovarios muy jóven. La cineasta cuenta cómo Maya Deren cambió todos sus esquemas, y pone especial énfasis en señalar que Deren era bisexual.

La cinta se estrenará muy próxima al cumpleaños de la directora, para rendir homenaje al legado de cine lésbico que inspiró como directora, la primera directora de cine abiertamente lesbiana en Estados Unidos.

El activismo, un pilar fundamental del cine de lesbianas

O al menos, eso cuenta el documental.

La cinta hace una retrospectiva sobre los inicios del desfile del Orgullo y muestra imágenes de la primera, en la que participaron muchas cineastas. También reivindica la necesidad de tener espacios para lesbianas, para que no nos diluyamos en la homosexualidad masculina.

Igualmente, en el documental se destaca a directoras de cine negras y lesbianas, ya que siempre han estado al margen.

También habla de los éxitos más recientes, como de “Carol”, “The Kids Are All Right” y “The L Word”. Critica que lo único que importa en Hollywood es que una cinta sea comercial, y no importa si no es buena con tal de que opte al Oscar o se convierta en éxito de taquilla. Al igual que ocurre con el cine independiente, las mejores pasan desapercibidas, un problema que es más importante en las películas y cineastas lesbianas.

Es un documental breve, pero muy completo. Te permite acercarte y conocer a un montón de directoras magníficas. Gracias a él, podrás conocer algo más de la historia del cine lésbico.

Cuéntanos qué te parece cuando lo veas, ¿no?