Entre los barrios LGTB de los que hemos venido hablando a lo largo de numerosas entregas probablemente no exista uno tan apacible como el Södermalm de Estocolmo. De por sí, la capital de Finlandia es un remanso de paz. Para el gusto de algunas de demasiada paz. En efecto, una sociedad que pasa por tremendamente civilizada que para muchas personas se pasa. A pesar de todo, queremos enseñar el que es de hecho el barrio más divertido de todo Estocolmo. Se trata, como no, del barrio LGTB de la ciudad. Si tenéis la ocasión, cualquiera de los tres países de la península escandinava se muestra como un destino genial para vivir. También para viajar. En especial, cada uno puede serviros de hecho como pasarela a otros puntos, según cuál escojáis. Desde Noruega y Suecia, Dinamarca es una opción estupenda. Desde Finlandia, ahora veremos.

Algunos motivos para visitar el Södermalm y Finlandia en general

Para aquellas de vosotras que sentáis especial predilección por las rubias, la península escandinava es vuestro lugar. Para una lesbiana una sociedad tan tolerante como lo son las nórdicas es sin duda el paraíso. Esta estrella entre los barrios LGTB del que os vamos a hablar hoy, Södermalm se encuentra como hemos dicho en Estocolmo. Estocolmo es de por sí un reclamo por el encanto de sus calles. Sin embargo, también supone una excelente ocasión para viajar de una manera muy asequible a Rusia. Es decir, nos da la posibilidad de matar dos pájaros de un tiro.

Podemos decir que las sociedades nórdicas no destacan precisamente por su fama de fiesteros. Se dice de ellos que son bastante hogareños. No es para menos con esas temperaturas. Sin embargo, este tipo de actividades ofrecen otras perspectivas también interesantes.

Para empezar, Estocolmo es una ciudad en la que es muy fácil conocer personas. Eso sí, vosotras debéis tomar la iniciativa, aunque curiosamente allí las chicas son más lanzadas. Para las lesbianas esto es una grandísima ventaja, sobre todo si sois pavas o vergonzosas 😉 .  La gente es hospitalaria y en seguida os acogerán como os merecéis, vosotras que sois las reinas del mundo por condecoración de Lesbiana.es. Como hemos dicho la vida social se hace fundamentalmente dentro de las casas, sin embargo, y especialmente si sois morenas (allí lo exótico es tener ojos marrones) triunfaréis. Creedme porque lo conozco de primera mano. Palabra de Amalia. El barrio LGTB de Södermalm no os lo podéis perder.

Qué reclamos tiene Södermalm

Södermalm se sitúa en el casco viejo de Estocolmo. Eso quiere decir que reúne todo el encanto de su historia. Está plagado de rincones con chispa: cafeterías, librerías, pubs… Podemos incluso disfrutar de una fiesta a bordo de un barco de vapor. De hecho, en muchas ocasiones dichos barcos se emplean para viajar a San Petesburgo. También será una ocasión para conocer a chicas rusas. O cualquiera que se ponga a tiro, por qué no decirlo.

Uno de los puntos a favor de Södermalm  y de Estocolmo en general es su tolerancia. No vais a tener ninguna clase de problema. En algunos barrios LGTB del resto del mundo sí podemos encontrarnos problemas de homofobia. Como todos los barrios LGTB del mundo, el Södermalm es uno de los barrios más coloridos de Estocolmo. En él se da una mezcla del toque imperial ruso (Finlandia, o gran parte de ella ha tenido mucha influencia rusa) y el toque nórdico de las típicas casitas altas y estrechas de distintos colores. Sin duda, la plaza que hace de corazón del Södermalm es un rincón maravilloso.

Estocolmo es, en definitiva, una ciudad “gay friendly”. Además de ello, el país en general es una preciosidad. Si aún estáis pensando dónde ir este verano, el Södermalm es nuestra recomendación. Y si queréis conocer más destinos, no os perdáis algunos de los post que hablan de otros barrios. Chueca, San Telmo, El Castro