Las telenovelas con homosexuales parecen algo así como hablar del mar sin peces. Es decir, parece a todas vistas una utopía. Esto se debe a que la telenovela es el terreno por antonomasia de las relaciones hetero. En este artículo quiero profundizar en ello. Lo haremos a raíz de una de estas series. En concreto, es la primera de las telenovelas con homosexuales de la historia.

Telenovelas con homosexuales: un precedente

Tal y como hemos dicho, las telenovelas son de hecho una de las mayores representaciones hetero que existen. Lo son porque representan todo lo que el público espera de una mujer. Igualmente, todo lo que ese mismo público, en su mayoría hetero, espera de un hombre y, evidentemente, todo lo que se espera que ocurra entre ellos. Es por eso que a menudo son un laberinto de pasiones y emociones. En demasiadas ocasiones desbordadas y totalmente histriónicas para mi gusto. Sin embargo, esta vez puede ser distinto. En efecto, esta vez parece que podemos contar con una telenovela con homosexuales. En concreto, se ha hecho en México. Como no podía ser de otra manera, la polémica está servida con esta precursora entre las telenovelas con homosexuales.

Se trata de “Papá a toda madre”. Ella será (a no ser que se impida) la primera telenovela con homosexuales de Sudamérica y por extensión del mundo. Sin embargo, varias plataformas conservadoras ya se han puesto en marcha. Están reuniendo firmas para impedir que prospere la idea. Tal y como explicamos en nuestro post sobre los planes que todo el Lobby lgtb tiene para dominar el mundo esto no lo podemos consentir y tomaremos medidas. La cadena Televisa ya ha sido advertida por parte de estas asociaciones. Dicen no ser homófobos y no pretender la discriminación. Sin embargo, les parece lo peor que se “normalice” la homosexualidad dándole a dos hombres un papel y haciendo que sea una telenovela con homosexuales. Es más, las telenovelas con homosexuales serían un producto muy rentable y potencialmente de oro para los productores. 

¿En qué quedamos?

Si una asociación no es homófoba debería dejar que se normalice la situación LGTB en México. Es cierto que estamos hablando de uno de los países más católicos del mundo. Sin embargo, tampoco me parece justo asumir, tal y como dice de sí misma esta asociación, que representen el sentir de todos los mexicanos. Es más, deberían ponerse al lado de la minoría. En lesbiana.es sabemos de buena tinta que hay muchas lesbianas y personas LGTB en general que viven en dicho país. ¿Acaso esas personas no tienen derecho de acceder a una representación en su propia sociedad? ¿Su propia sociedad debe decirles a las claras que “lo suyo no es normal” y que no merece ser público?

Tácitamente se está reconociendo que una idea como telenovelas con homosexuales hace normal la homosexualidad. ¿Y qué? El manifiesto de esta asociación no dice que no sea normal la homosexualidad. Dice que la sociedad mexicana no se siente a gusto con ella. Pues quizás sea una buena forma de cambiar, digo yo. Escribir, producir y emitir telenovelas con homosexuales sería un gran primer paso. Sin embargo, ya sabemos como funcionan estas cosas.

Independientemente de si eres mexicana o no, te animamos a dejar tu comentario. Para nosotras es muy  importante tanto en este aspecto de las telenovelas con homosexuales como en cualquier otro en el que quieras participar.