El maltrato entre lesbianas existe en la medida en que no puede evitarse en ningún colectivo ni, en general, en nada de la vida el clásico garbanzo negro. Sin embargo, a raíz de una noticia que ha salido a la luz en estos días queremos hablar de lo que se ha venido llamando “maltrato entre lesbianas”. ¿Existe como tal? ¿Es similar a la violencia machista?

Maltrato entre lesbianas: precedentes

No sé si será cierta la noticia. El caso es que ha escandalizado a todo el mundo. Sobre todo a los hombres. Se trata de una pareja de lesbianas en las que una de ellas maltrataba a la otra. El juez ha decidido absolver a la maltratadora argumentando que tiene hormonas masculinas. Esto, tal y como argumenta el juez se debe a que sufría el síndrome del ovario poliquístico. Podríamos decir que este argumento es machista. Es machista porque se basa en la falsa creencia de que dicho síndrome hace a las mujeres “tener” más hormonas masculinas.

Se basan en el hecho de que a muchas de las que lo sufren les sale pelo en la cara. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Sin embargo, este ha sido el principal argumento para absolver a la agresora. Por otro lado, otro argumento se basa en la propia vida de la agresora. Al parecer ella misma sufrió agresiones cuando era pequeña. Esto, si bien no es motivo suficiente para absolverla, sí “puede” ser motivo para “entender” por qué actúa así. Evidentemente, ni mucho menos lo justifica. Sin embago, el maltrato entre lesbianas (en algunas cosas) debe ser entendido como cualquier otro maltrato.

Especificidades concretas

Naturalmente, aunque hay cosas que son objetivas, otras dependen de ciertos factores socio-históricos. Lo cierto es que la construcción sobre los hombres y mujeres que se ha hecho en la historia ha tenido mucho que ver en ese sentido. Cuando hablamos de violencia machista lo hacemos precisamente por eso. Porque es la violencia ejercida por un hombre como sujeto que, por su biología tiene determinados privilegios refrendados por su sociedad. 

Así pues, la violencia machista es violencia biológica y social. En este sentido, podría decirse que en algunos casos el maltrato entre lesbianas ha hecho suyo dicho patrón. Hay algunas parejas en las que se identifica erróneamente que una de las dos tiene que hacer de hombre. Es más, he conocido a muchas lesbianas que así lo creen y de hecho dicen estar orgullosas de “comportarse como hombres”. No son conscientes de que en realidad no es que los hombres sean así sino que se les educa para ser así.

De esa forma acaban adoptando una actitud que a ellas les hace sentir más fuertes. Puedo decir que en muchos casos el maltrato entre lesbianas se debe a la inseguridad de la maltratadora. Evidentemente, esto de nuevo no lo justifica. Aún así nos ayuda a entender porqué sucede y, en cierto modo, ponerle solución. Ni que decir tiene que si te encuentras en esa situación debes denunciar a tu pareja. Deja tu comentario con tu opinión.